Por decisión del juez comercial Javier Cosentino, que interpretó que YPF hizo la mejor oferta para quedarse al frente de la administración de Oil Combustibles, la empresa estatal en sociedad con Dapsa gerenciarán durante cuatro meses la ex compañía de Cristóbal López.

El magistrado emitió un dictamen mediante el cual le cede a la petrolera estatal la potestad de operar las instalaciones de la refinería de Oil en la localidad santafesina de San Lorenzo a cambio de un canon mensual de 3.300.000 de dólares.

En su propuesta,   YPF y DAPSA
se comprometieron a abonar un
importe mensual de US$3.300.000 
a la quiebra de Oil.

De esta manera, quedaron atrás las propuestas que habían hecho Lukoil, Vitol, Trafigura y la cooperativa de trabajadores de la refinería San Lorenzo.

En los próximos cuatro meses, la Justicia deberá llamar a una licitación para vender definitivamente Oil Combustibles y en esa puja YPF se reservó el derecho de igualar la mejor oferta para quedarse con la empresa.