El fiscal Fernando María Klappenbach solicitó penas que van de los cuatro años y ocho meses a los 13 años de prisión para cinco imputados en la violación grupal de una joven ocurrida en el 28 de febrero de 2022 en el barrio porteño de Palermo.

Según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, en su alegato, el fiscal consideró a uno de ellos como autor de las amenazas contra dos testigos de la situación mientras que señaló a otro de los imputados como el autor de las lesiones leves contra un hombre que se encontraba utilizando su teléfono celular en las inmediaciones el día de los hechos.

Además, la fiscalía solicitó a los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº14 que, una vez que quede firme el fallo, se remita al Banco de Datos Genéticos el perfil genético obtenido en la investigación de los cinco imputados, de acuerdo a lo previsto en la Ley N°26.879, que creó el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

El hecho ocurrió en febrero de 2022, en el barrio porteño de Palermo. La víctima tenía 22 años por aquel entonces. Los videos de las cámaras de seguridad de la zona fueron clave para llegar a esta instancia del proceso.

Durante las diversas audiencias que se vienen realizando desde agosto se produjo tanto la prueba testimonial como pericial y el 27 de octubre pasado se inició la etapa de alegatos con la exposición del abogado de la querella que representa a la víctima.

En las últimas horas, el fiscal pidió para Ángel Pascual Ramos, la pena de 13 años de prisión al considerarlo coautor del “abuso sexual con acceso carnal agravado por la intervención de dos o más personas”.

Por ese mismo delito, solicitó que se condene a 12 años de prisión a Lautaro Dante Ciongo Passotti.

Con respecto a Thomas Fabián Domínguez, pidió una condena de 10 años de prisión por considerarlo coautor del abuso sexual agravado y responsable del delito de amenazas.

► Los seis acusados por la violación grupal de Palermo.

Mientras que para Steven Alexis Cuzzoni solicitó la pena de 9 años y 6 meses de prisión, a quien también acusó en carácter de coautor del abuso sexual agravado.

En tanto, para Ignacio Retondo la fiscalía solicitó la imposición de una pena de 4 años y 8 meses de prisión, como partícipe secundario del delito de abuso sexual agravado.

Por último, si bien solicitó la absolución por duda de Franco Jesús Likan con respecto a su rol en la agresión sexual, requirió una pena de seis meses de prisión al considerarlo responsable de las lesiones leves a un testigo.

Los cargos incluyen abuso sexual agravado y amenazas. Además, piden remitir los perfiles genéticos al banco de datos.

El fiscal consideró que se debe absolver por duda a Ramos, Retondo, Cuzzoni y Likan por las amenazas sufridas por dos de los testigos.

Y la misma solución consideró que debe tomarse en relación con las lesiones respecto de los imputados Pascual Ramos, Retondo, Cuzzoni, Ciongo Passotti y de Domínguez.

El hecho ocurrió el 28 de febrero de 2022 cuando la víctima y un amigo habían ido a un boliche de música electrónica, en la zona de Palermo, donde conocieron a dos de los imputados.

Cuando el local cerró, y según se determinó durante la investigación, fueron con ellos a una plaza a tomar algunas bebidas alcohólicas junto con otras personas.

► El juicio comenzó el 28 de agosto pasado.

Cerca de las 11.00, y de acuerdo a lo que pudo reconstruirse, el grupo se encontró con los otros cuatro imputados, y alrededor de las 14.45, aprovechándose del estado de “vulnerabilidad química” en el que se encontraba la joven, los implicados en la agresión sexual la llevaron hasta un auto que estaba estacionado en la intersección de las calles Serrano y Cabrera, donde abusaron sexualmente de ella.

Esto fue advertido por una empleada de un local, que fue quien llamó al 911, y junto a su esposo fueron amenazados en ese momento, circunstancia en la cual también terminó lesionado otro de los testigos.

El juicio oral comenzó el pasado 28 de agosto e intervinieron tanto el fiscal Klappenbach, como el auxiliar fiscal Francisco Figueroa y personal de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

Tras la acusación llevada adelante por la fiscalía, en las próximas audiencias expondrán las defensas de las personas imputadas.