El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, busca que la Justicia investigue a su propia administración para dar con la identidad del «topo» que publicó una columna en The New York Times, en la que advierte sobre los «comportamientos erráticos» del mandatario, lo que resulta uno de los ataques más dañinos a su autoridad.

Trump sugirió ayer que el fiscal general, Jeff Sessions, debería investigar la publicación de la columna, porque se trata de un tema de «seguridad nacional».

«Diría que Jeff debería estar investigando quién fue el autor de ese artículo, porque realmente creo que es de seguridad nacional», dijo Trump a los periodistas durante un viaje en el avión presidencial Air Force One a Fargo, Dakota del Norte, donde participó de una cena de campaña.

El diario publicó una columna de un alto miembro del gobierno de Trump en la que se menciona la supuesta existencia de «héroes anónimos» dentro de la administración federal que le ponen límites al «comportamiento errático» del mandatario.

En los últimos días, más de una veintena de funcionarios del gobierno se desentendieron de la nota, al negar haberla escrito. Muchos miembros de la administración, e incluso la primera dama, Melania Trump, condenaron la publicación y castigaron la «cobardía» del autor, que se escudó detrás del anonimato.

El diario neoyorquino, uno de los principales blancos de los ataques de Trump a la prensa, respondió a la sugerencia de una investigación con un comunicado.

«Estamos seguros de que el Departamento de Justicia entiende que la primera enmienda protege a todos los ciudadanos de Estados Unidos y que no participará en tal flagrante abuso de poder por parte del gobierno», dijo. «Las amenazas del presidente subrayan por qué debemos salvaguardar la identidad del escritor de esta columna y servir como un recordatorio de la importancia de una prensa libre e independiente para la democracia estadounidense», agregó.