Un coche se estrelló hoy contra las barreras que delimitan el Parlamento británico en Londres, en un incidente que tuvo como saldo a dos personas heridas, y que obligó a las fuerzas de seguridad a cerrar la zona como medida de precaución, a la espera de conocer las circunstancias exactas, informó la agencia EuropaPress.

El siniestro tuvo lugar a las 7.37 (hora local) y, tras él, fue detenido el conductor del vehículo, según un comunicado de Scotland Yard.

Varios peatones resultaron heridos, ha añadido la Policía, que ha descartado que la vida de alguno de ellos corra peligro. «Hemos atendido en el lugar de los hechos a dos personas por heridas que no serían graves y las hemos trasladado al hospital», informó el Servicio de Ambulancias de Londres en un comunicado.

Los agentes han acordonado la zona y también se han cerrado las entradas a la estación de Metro de Westminster, que solo funciona para los usuarios que quieran realizar un trasbordo entre líneas. Las autoridades han pedido la colaboración de la ciudadanía para esclarecer el suceso.

El alcalde de la capital británica, Sadiq Khan, ha dicho en Twitter que está en contacto con los responsables de la Policía y ha agradecido la labor de los servicios de emergencia, «que llegaron muy rápido» a la zona donde se produjo el incidente.

La Policía no ha descartado ninguna hipótesis, incluido el móvil terrorista, por lo que el Mando Antiterrorista se ha hecho cargo inicialmente de las pesquisas. Varios testigos han asegurado que el coche embistió de forma intencionada a los peatones, según la radiotelevisión pública BBC.

La zona del Parlamento fue escenario en marzo de 2017 de un atentado que se cobró la vida de cinco personas y que fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico. El terrorista, Khalid Masood, atropelló a decenas de personas antes de bajarse del coche y apuñalar a un policía apostado junto a la sede parlamentaria.