Una joven de 25 años falleció en las últimas horas como consecuencia de un choque de lanchas ocurrido en el Delta del Paraná el pasado viernes a la noche. El conductor de uno de los vehículos estaba alcoholizado y quedó imputado por homicidio.

La victima fatal, identificada como Tamara Ángela Suetta, iba  en una de las lanchas junto a sus padres Ángel Suetta (63) y Elena Fontini (62), quienes se encuentran internados en el hospital de General Pacheco. La joven sufrió fractura de cráneo y politraumatismos, lo que le generó la muerte.

El lugar del hecho fue el Rio Carapachay donde, cerca de las 20 horas, la lancha de nombre «Bicuña», en la que viajaban Manuel Breccar Varela (46), Maximiliano D’Auro (44), Emilio Beccar Varela (61) y Guido Krolovetzki (40), «cruzó de carril» y a velocidad excesiva embistió de frente a la denominada «Correcaminos«, comandada por la familia residente en la zona Islas.

Según se conoció, el conductor de la lancha que se cruzó de carril, Manuel Beccar Varela, fue sometido a un control de alcoholemia que dio 0,85 de alcohol en sangre, cifra cercana al doble de lo permitido. En consecuencia, el hombre fue imputado por el delito de homicidio culposo, aunque no fue detenido.

Tamra Suetta hace dos años, en una foto tomada en una lancha. La joven murió el viernes 22 de marzo en el Río Carapachay.

 

De acuerdo a lo trascendido, la lancha «Correcaminos» transitaba a velocidad permitida y por el carril adecuado, debido al amplio conocimiento de sus pasajeros de la zona por ser residentes, mientras que la otra embarcación circulaba fuera de los limites de velocidad, sin respetar las normas de navegación establecidas, lo que habría provocado el siniestro.

La causa es investigada por el fiscal de Benavídez Jorge Fittipaldi, quien ya tomó declaración a los testigos del hecho. A partir del lunes la instrucción quedará en manos del fiscal de Tigre Mariano Magaz.