El ex jefe de Gabinete y actual vocero de CFK, Alberto Fernández, se refirió a los actos de corrupción que tuvieron como consecuencia la tragedia del Ferrocarril Sarmiento en Once y la muerte de 51 personas, y desató la inmediata reacción de los familiares de las víctimas.

“Pudo haber ocurrido que se desviaron fondos destinados a mantener esos trenes… puede ser«, dijo Fernández pero dejó en claro que «fue una tragedia de alguien que conducía un tren», defendiendo la hipótesis de que fue el motorman el responsable de la tragedia y desligando a distintos políticos que fueron investigados, procesados y condenados por esta causa.

«Pudo haber ocurrido que se desviaron fondos destinados a mantener esos trenes… Puede ser», admitió pero reafirmó que «es un tema muy complejo» y «fácticamente tuvo que ver con la conducción del tren«, agregó en diálogo con NetTV.

Con respecto a estas declaraciones, los familiares de las víctimas emitieron un comunicado donde expresaron «ante las agraviantes palabras del ex jefe de gabinete Alberto Fernández (ahora nuevamente kirchnerista) señalamos enfáticamente que: la Justicia probó en varias instancias que la corrupción enquistada en el gobierno que integró, lugar ideológico al que vuelve “con el rabo entre las piernas”, fue la principal responsable de la masacre del 22/2/12. Fernández, antes alejado y ahora compartiendo nuevamente fotos con la ex presidenta».

 

 

Fernández sigue sin respetar los fallos judiciales y nada hace pensar que lo harán si regresan al poder. De arrepentimiento ni una palabra. De autocrítica menos. Siguen insistiendo con la responsabilidad del condenado Córdoba, a la vez que siguen sin repudiar el acciona de los auténticos criminales condenados como Jaime, Schiavi, De Vido, Cirigliano y tantos otros”.

«‘No puede ser que se hayan desviado fondos’. Eso es una realidad demostrada judicialmente y ajeno a toda duda. Está probado que los condenados lo hicieron. Está claro que el traje de encubridor de corruptos lo guardó solo unos años. Ahora se lo vuelve a probar y le queda perfecto«, lanzaron los familiares de las víctimas y concluyeron: “No nos olvidamos, no nos reconciliamos, no perdonamos”.