Una mujer de 72 años murió este miércoles como consecuencia del temporal de lluvia y viento que afectó a la localidad balnearia de Miramar, y se trata de la segunda víctima fatal, tras el fallecimiento de un adolescente de 17 años, informaron fuentes comunales.

La mujer, identificada como Mónica García, falleció tras sufrir un paro cardíaco en una clínica de la ciudad, en la que permanecía internada en observación por las lesiones sufridas durante la tormenta.

La víctima había sido asistida inicialmente en el Hospital Municipal Marino Cassano, y luego fue trasladada al Instituto Médico Privado Buenos Aires, por ser afiliada de PAMI.

Fuentes comunales indicaron que entró en paro cardíaco en la mañana de este miércoles, pese a que estaba «en observación y fuera de peligro», razón por la que no había sido derivada a un hospital de mayor complejidad.

Si bien inicialmente se informó que la mujer tenía 85 años, el intendente local, Sebastián Ianantuony, precisó en conferencia de prensa que tenía 72.

Se trata de la segunda víctima fatal a causa del temporal que afectó la ciudad, luego de la muerte de un menor de 17 años en la noche del martes.

El adolescente murió en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, a donde había sido trasladado de urgencia a causa de las heridas sufridas en la cabeza tras la caída de un árbol en cercanías de su casa, en el barrio Los Pinos, a unas 30 cuadras del centro de Miramar.

Ianantuony explicó, además, que hubo cinco personas que recibieron asistencia hospitalaria por lesiones menores, pero que «todas ellas fueron dadas de alta», y que otras 17 recibieron curaciones menores en salas de atención primaria.

El intendente mantuvo durante el mediodía un encuentro con el gobernador bonaerense, Axel Kicilof, quien aseguró que el Estado provincial brindará «asistencia directa y acompañamiento» a los afectados, y remarcó que este tipo de fenómenos son consecuencia del cambio climático.

«Venimos a acompañar al intendente después de otro evento climático. Para los que dicen que no hay cambio climático estas cuestiones son muy excepcionales, venimos de un año de sequía muy fuerte, ahora lluvias, tormentas», declaró Kicillof en las puertas de la Municipalidad.

A más de 20 horas del temporal, continuaban en distintos puntos de la ciudad los trabajos para remover decenas de árboles y ramas caídas, así como restos de estructuras afectadas.

El jefe comunal precisó además que el servicio eléctrico afectado por la caída de árboles y postes de energía durante la tormenta «fue reestablecido en casi toda la ciudad» a media mañana de este miércoles, al igual que el suministro de agua.

Y agregó, en ese sentido, que también estaba en vías de solución el corte sufrido en la localidad de Mar del Sur, ubicada dentro del partido a 18 kilómetros al sur de Miramar, por la caída de un árbol sobre una línea de media tensión.

Personal de Defensa Civil, y de áreas de servicios y obras públicas del Municipio trabajaban en la remoción de ramas y árboles caídos a causa del viento en calles y plazas.

«Nos va a llevar unos cuantos días remover todos los árboles y ramas, y las estructuras, postes y carteles caídos», dijo el intendente.

En las tareas intervinieron, además, efectivos de bomberos de la ciudad, así como de localidades vecinas de Comandante Nicanor Otamendi, Mechongué y Mar del Plata, que aportaron personal y equipos.

En la terminal de ómnibus miramarense, el ascenso y descenso de pasajeros en plena temporada de verano se realizaba en las inmediaciones, ya que el interior de la estación y las dársenas del playón de micros se encontraban acordonados debido a la caída que el viento produjo en parte de la estructura metálica del techo.

En los balnearios del extremo norte de la ciudad, en tanto, trabajaban desde el amanecer para acondicionar los sectores de carpas dañados por el temporal.

También prosiguen las tareas en comercios afectados en la zona de la Peatonal 21, y en la feria de emprendedores y artesanos, un espacio ubicado en pleno centro en el que trabajan 40 familias, que sufrió la voladura de la estructura metálica que la cubría.

El temporal golpeó a la ciudad balnearia ubicada 50 kilómetros al sur de Mar del Plata minutos después de las 18 de este martes, luego de una alerta «a muy corto plazo» emitida por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para la región del sudeste provincial, por «tormentas fuertes con lluvias intensas, ráfagas y ocasional caída de granizo».

https://twitter.com/ahoramdp/status/1745044862120984946?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1745044862120984946%7Ctwgr%5E41b74aa0d6a1536ec2f031378f01cc927c860b5c%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2F%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fahoramdp%2Fstatus%2F1745044862120984946

El SMN no pudo confirmar si se trató de un tornado, tras analizar las imágenes de satélites, pero sí precisó que fue «una tormenta severa focalizada con fuertes ráfagas», mientras informó que «en la costa atlántica bonaerense las condiciones mejoraron».

«Luego de haber analizado fotos, imágenes de radar de satélites y todo lo disponible no podemos confirmar que haya sido un tornado. Había alerta meteorológico. Tuvimos tormentas fuertes y, en algunos casos puntuales, llegaron a severas», explicó a Télam la meteoróloga del organismo, Cindy Fernández.