En la causa de los llamados cuadernos de las coimas, los fiscales federales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo solicitaron que la ex presidenta Cristina Kirchner sea acusada por 913 hechos de corrupción, a la vez que pidieron la detención de más empresarios.

Resultado de imagen para stornelli rivolo

La senadora está procesada por 22 casos de dádivas y cinco de cohecho. Pero como jefa de la asociación ilícita, la Fiscalía entendió que debe estar procesada por todos los hechos de corrupción del caso que van desde los anotados por Centeno como por todos los que relataron los arrepentidos, entre ellos el financista Ernesto Clarens, quien entregó un listado de licitaciones arregladas.

Los fiscales también solicitaron que Clarens, los empresarios Carlos Wagner y Gerardo Ferreyra y el ex secretario de Obras Públicas José López sean considerados como organizadores de la asociación ilícita junto con el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex funcionario Roberto Baratta

Además le pidió a la Cámara que procese a los empresarios que recibieron una falta de mérito. Se trata de Jorge Guillermo Neira, Héctor Javier Sánchez Caballero, Rodolfo Armando Poblete, Héctor Alberto Zabaleta, Francisco Rubén Valenti y Osvaldo Antenor Acosta. Todos ellos eran los segundos de sus empresarios pero sus jefes se hicieron cargo del pago de sobornos y dijeron que los hicieron por orden de ellos.