Durante el mes de abril los 50 principales medicamentos incrementaron su precio un 8,6%, y el aumento alcanzó un valor récord en ese mes al duplicar el promedio mensual de incrementos del último año.

Para el informe, la inflación de los medicamentos en los últimos 4 años alcanzó 298%, pero en al caso de algunos medicamentos «esenciales» el incremento alcanzó un 710%.

 

 

 

 

Tal es el caso de Sintrom (anticoagulante) que pasó de $60,26 a $488,08 (710%); el Atenolol(beta bloqueante) que subió de $66,99 $481,98 (619%), el T4 Montpellier (para tratar el hipotioroidismo), que se incrementó desde $55,49 a $387,59 (598%) o el Micardis(antihipertensivo), que pasó de $289 a $1.757 (508%).Según los autores, hay una relación directa entre la inflación de los medicamentos y el aumento sostenido de ciertas patologías insuficientemente tratadas.

En este sentido, el trabajo destacó que en Argentina en el año 2009 el 44% de las defunciones de personas de 60 años y más correspondieron a afecciones del aparato circulatorio, el 26% a tumores y el 21% a enfermedades del sistema respiratorio.

«Sólo el 5,5% de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias, según datos oficiales de la secretaría de Salud. Esta situación es crítica si se consideran los muy relevantes aumentos de medicamentos para patologías específicas».

Para Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Biquímicos (Safyb), hay en los últimos años un incremento importante de infartos y accidentes cerebro vasculares (ACV).

«En 2018 las muertes por enfermedades cardíacas llegaron a los 65 mil casos, 15 mil más que los registrados un año antes», señaló Peretta en diálogo con este diario.

Para el dirigente, «el estrés, los tratamientos discontinuados en enfermedades crónicas y en general el desánimo y la bronca producto de la mala situación económica generan el aumento de las patologías».