El presidente Mauricio Macri anunció esta mañana que inició conversaciones con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Cristine Largarde, para «empezar a trabajar en un acuerdo» para obtener una línea de crédito que permita obtener un «mayor respaldo para enfrentar este escenario global y enfrentar crisis».

A través de un mensaje grabado en el Salón Blanco y emitido por Presidencia, el mandatario informó que inició «de manera preventiva» conversaciones con el FMI.

https://www.facebook.com/mauriciomacri/videos/10156540793283478/?t=0

 

Antes de difundir la noticia, Macri sostuvo que el programa económico se basa en la aplicación de un programa gradualista, que a su vez depende del financiamiento externo. En los últimos días, por diversas cuestiones, las condiciones de financiamiento externo para la Argentina se endurecieron.

“Frente a esta nueva situación internacional, y de manera preventiva, he decidido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue una línea de apoyo financiero. Hace minutos hablé con Cristine Lagarde, su directora. Nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo”, dijo Macri en un mensaje difundido desde la Casa Rosada.

Según difundió el diario Clarín, el apoyo de la entidad internacional sería un préstamos de entre 20 y 30.000 millones de dólares.

El Presidente explicó que “durante los dos primeros años tuvimos contexto favorable y eso hoy está cambiando. Está subiendo la tasa de interés, está subiendo el petróleo, entre otras variables que nosotros no manejamos. Somos de los países del mundo que mas dependemos del financiamiento externo”.

“Me postulé para la Presidencia para trabajar todos los días para que cada argentino pueda vivir mejor”, inició el mensaje Macri. Luego, señaló que “estamos recorriendo el único camino posible para salir del estancamiento. Implementamos una política económica gradualista que busca equilibrar el desastre que nos dejaron en las cuentas públicas. Esta política depende mucho del financiamiento externo”, se sinceró.

Por último, envió un mensaje a “la dirigencia” de la Argentina. Insistió que “cumpliendo con los compromisos alejándonos de la demagogia y la mentira, estoy convencido que el camino que tomamos va a lograr un mejor futuro para todos”.