El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró este martes que «el aislamiento impidió que estuviéramos bajo el agua», al defender la adopción temprana del la cuarentena obligatoria, a diferencia de otros países donde el sistema sanitario colapsó.

«Hay que seguir pensando, reflexionando y remarcando lo importante y lo trascendente que fue la decisión que tomó el Presidente (Alberto Fernandez) de llevarnos al cuidado de la salud como bandera, al aislamiento y a la cuarentena que impidieron que en cortísimo tiempo estuviéramos bajo el agua», planteó Kicillof.

El gobernador hizo estas reflexiones al participar del acto de inauguración del Hospital René Favaloro, encabezado por el presidente Alberto Fernández, mediante una videoconferencia desde la Residencia de Olivos.

«Hoy estamos en un hospital que expande la cantidad de camas para atención a los enfermos de Covid en el momento preciso en el que necesitamos que esto ocurra», remarcó Kicillof.

Recordó «las imagenes escalofriantes» de otros países del mundo, en los que «estalló una cantidad de casos y no hubo forma de atenderlos».

Sostuvo que el Hospital René Favaloro, inaugurado hoy, fue durante 4 años «un monumento al abandono y la desidia» y aseguró que gracias a sus trabajadores, a la vicegobernadora Veronica Magario y al intendente Fernando Espinoza «no fue saqueado», ni «destruido como sí ocurrió en otros hospitales en condiciones de abandono».

Las tareas de reconstrucción del Hospital Favaloro fueron reactivadas en marzo de este año luego de cuatro años de estar paralizadas y tienen como objetivo fortalecer el sistema público de salud en la provincia de Buenos Aires.

«Si no hubiésemos tomado la responsabilidad de ampliar el sistema de salud hoy lo tendríamos desbordado y con muchos bonaerenses que no tendrían cómo acceder a una cama, un respirador», insistió el gobernador.

Kicillof se reunirá mañana con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodíguez Larreta para analizar en conjunto los últimos números de la pandemia del coronavirus en el AMBA. Mientras tanto, la Ciudad de Buenos Aires tiene prevista más aperturas de actividades, como las peluquerías, desde este miércoles.

Fuentes del Gobierno porteño informaron a Télam que ambos mandatarios volverán a dialogar desde las 10.30, en la sede de la Gobernación bonaerense, luego de una charla que mantuvieron el lunes para evaluar datos sanitarios de la pandemia, como la cantidad de contagios de Covid-19 y el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva en hospitales de la región metropolitana.

El encuentro repetirá el que tuvieron el 19 de junio en La Plata y el 13 de julio en la sede del Gobierno porteño en el barrio de Parque Patricios, en los que coordinaron las medidas conjuntas para el AMBA en las distintas fases de la cuarentena, ya sea en las que se impulsaron aperturas de actividades como cuando se decidió el endurecimiento de las flexibilizaciones.

En la Ciudad aseguran que los casos de coronavirus «están en un promedio habitual», por lo cual confirmaron que seguirán adelante con el plan de aperturas previsto, que contempla, en una primera etapa, la apertura mañana de peluquerías y centros de depilación, manicuría y pedicuría; así como la autorización a trabajar a los locales comerciales situados en zonas de alta circulación.