El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, insistió hoy en que prefiere “a los delincuentes amontonados y no liberados», y recordó las muertes de las policías Lourdes Espíndola y Tamara Ramírez, a manos de presos reincidentes.

En declaraciones televisivas, el funcionario bonaerense explicó que en la provincia «tenemos récord de detenidos», y aseguró que actualmente hay 42 mil presos detenidos en espacios del servicio penitenciario, un 50% más que su capacidad ideal.

«Yo prefiero a los delincuentes amontonados y no liberados», manifestó Ritondo, quien ya había sentado una postura similar meses atrás. El funcionario se refirió en ese punto a las muertes de las policías Lourdes Espíndola y Tamara Ramírez, a manos de presos reincidentes: «No estarían muertas y los autores, presos en el momento en que ocurrió el hecho», señaló.

Según los números oficiales, en los penales bonaerenses hay lugar para alojar a unos 28 mil detenidos, y actualmente hay 41.267 personas presas. En este contexto, el 2% de los reclusos están enmarcados en lo que dice el artículo 10 del Código Penal de la Nación para prisión domiciliaria (enfermos, mujeres embarazadas, mujeres con hijos menores a 4 años, etc.). Sin embargo, desde el Ministerio de Justicia aclararon que no recomiendan ese beneficio ni tienen ningún plan en ese sentido.