El Gobierno nacional avanzará en la revisión de “cada una de las contrataciones en el Estado nacional” para “encontrar irregularidades”, además de que se realizará una inspección de los “contratos con universidades” y se estudiarán nombramientos.

Así se resolvió esta mañana después de la reunión de gabinete que Javier Milei encabezó en la Casa Rosada, donde además se resolvió que se “comenzará a exigir el 100% de la presencialidad en los lugares de trabajo de la administración pública nacional”.

El encargado de informarlo fue una vez más el vocero presidencial, Manuel Adorni, quien adelantó las primeras medidas que se discutieron. Entre ellas, enumeró un fuerte “recorte fiscal” que será detallado mañana por el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, la expansión del gasto social, la quita de privilegios y la revisión de nombramientos en la administración pública.

Adorni señaló que también se “habló de la necesidad de hacer un inventario general, no solo de bienes, sino también con el estatus de todo el personal”. “Se van a revisar cada una de las contrataciones, en virtud de encontrar irregularidades; cada uno de los contratos vigentes”, agregó.

En su segundo encuentro con la prensa en lo que va del día, el funcionario indicó que “el reordenamiento del Estado” fue el eje central del encuentro entre el Presidente y sus ministros. “El descalabro de la economía fue el título de la reunión”, afirmó.

En este sentido, anticipó parte de los anuncios económicos que mañana hará Caputo. “Van a ir en línea de un fuerte recorte fiscal con expansión en las partidas sociales, y este paquete de medidas será acompañado con quita de privilegios que el presidente Milei dio la orden de realizar con urgencia. Estamos inmersos en una profunda crisis económica”, afirmó.

Más temprano, en su primera intervención primer contacto con la prensa, el vocero presidencial también había hecho referencia al reordenamiento del Estado. “El empleo militante no va a existir más”, advirtió al hablar sobre los recortes en la planta estatal.

Por su parte, la vicepresidenta Victoria Villaruel afirmó que el Congreso aguardará el anuncio de mañana del ministro de Economía, Luis Caputo, para iniciar el diálogo con ambas cámaras para el tratamiento de las nuevas leyes en sesiones extraordinarias, y dijo que en la reunión de gabinete de esta mañana “se trató un panorama general de lo que estamos encontrando, que es una situación realmente devastadora”.

En una rueda de prensa en la Casa Rosada, tras la reunión de Gabinete nacional, la vicepresidenta explicó que los proyectos irán a una u otra cámara “dependiendo la temática”.

“Todavía no hemos conversado los detalles”, dijo y añadió que mañana a las 9 de la mañana habrá otra reunión de Gabinete en la Casa Rosada.

Acerca del contenido del encuentro de esta mañana, indicó que “no fue una reunión simplemente particular sino que conversamos y discutimos distintos temas”.

“Hoy se trató un panorama general de lo que estamos encontrando, que es una situación realmente devastadora”, afirmó.

Además del jefe de Estado y de su vocero, en la reunión de Gabinete estuvieron presentes la vicepresidenta Victoria Villarruel; el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei; la secretaria de Medios, Belen Stettler, y el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo.

Con ellos estuvieron el ministro de Economía, Luis Caputo; el titular de Interior, Guillermo Francos; la canciller Diana Mondino y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem.

Participaron, además, el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona; la titular de Seguridad, Patricia Bullrich; el ministro de Defensa, Luis Petri; la titular de Capital Humano, Sandra Pettovello, y el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro.