El Gobierno anunció una prórroga en el régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego, aunque a partir de 2025 se aplicará una disminución anual del 2,3% en estos beneficios.

Los beneficios establecidos inicialmente por la Ley N° 19.640 tienen como objetivo fomentar el desarrollo económico y social en la región. Este decreto, publicado en el Boletín Oficial de este martes, mediante el Decreto 594/2023, extiende los beneficios fiscales y aduaneros hasta el 31 de diciembre de 2028.

Con esta medida, el Gobierno busca asegurar la continuidad del empleo en el sector industrial, particularmente en empresas que contribuyen significativamente al empleo regional.

Según los fundamentos oficiales, estas empresas representan aproximadamente el 20% de la industria en la provincia, con más de 900 empleos directos.

Además, se ha realizado un análisis detallado de los gastos tributarios asociados a los regímenes promocionales, lo que ha llevado a la decisión de implementar una reducción gradual de los beneficios fiscales.

El régimen fueguino ha sido duramente criticado por los referentes de La Libertad Avanza, que entienden que la promoción industrial representa una distorsión del mercado, al imponer variables exógenas a su funcionamiento «normal». Para ellos, debería permitirse el ingreso irrestricto de productos electrónicos, lo que redundaría -dicen- en una baja de los precios al consumidor.

La reducción impositiva

A partir de 2025, se aplicará una disminución anual del 2,3% en estos beneficios, basándose en el promedio de los beneficios fiscales de los últimos diez años.

Este decreto también incluye un enfoque en la producción local de insumos agroindustriales, en un esfuerzo por satisfacer la demanda interna y de mercados extranjeros.