El juez federal Sebastián Ramos procesó hoy a la actriz Andrea del Boca y al exministro de Planificación Julio De Vido por delito de defraudación al Estado y administración fraudulenta en distintas producciones audiovisuales.

A De Vido lo embargaron por 60 millones de pesos, mientras que a del Boca por 50 millones de pesos.

En la causa se investigan las maniobras defraudatorias por las cuales se «implementó un circuito que involucró la actuación de funcionarios y empleados del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, de la Universidad Nacional de San Martín y del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales».

Andrea del Boca había sido indagada en esta causa el 20 de febrero pasado en su carácter de socia gerente de «A+A Group SRL», productora de la novela Mamá Corazón que recibió una financiación de 36 millones de pesos por parte del Estado Nacional a través de un convenio entre el Ministerio de Planificación Federal que dirigía De Vido y la Universidad Nacional de San Martín.