Por primera vez en 20 meses, la balanza comercial reportó un saldo positivo de U$S 314 millones en septiembre producto de una baja importante en las importaciones debido a la suba del dólar y la recesión económica, anunció este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Durante septiembre, y en medio de la volatilidad del dólar en el mercado local, las exportaciones bajaron un 4,8% para sumar U$S 5.013 millones, mientras que las importaciones, también afectadas por la caída de la actividad económica, bajaron un 21,2% para sumar U$S 4.699 millones, lo que dejó el resultado superavitario.

 

 

Desde diciembre de 2016 que el intercambio comercial no arrojaba un resultado favorable para Argentina. Aquel mes fue de U$S 33 millones,en un año que cerró con un superávit de U$S 1.968 millones.

Los superávits más importantes de septiembre correspondieron al comercio con Chile, U$S 184 millones, Vietnam U$S 135 millones, Indonesia U$S 107 millones y Países Bajos U$S 98 millones, entre otros.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había adelantado el lunes que «en los próximos meses, comenzaremos a ver resultados superavitarios» en la balanza comercial, debido al tipo de cambio más competitivo, y una menor demanda de insumos ante la retracción de la actividad económica.