La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que «hay información de containers enterrados con dinero» al referirse a los llamados que recibieron luego de que el Ministerio de Seguridad anunciara una recompensa para quienes localicen activos pertenecientes a los casos de corrupción que actualmente se encuentran siendo investigados. Incluso, la funcionaria, para reforzar su teoría, comparó la situación de los «cuadernos de la corrupción» con el accionar del narcotraficante Pablo Escobar.

Además, hoy se publicó en el Boletín Oficial, a través de la resolución 707/2018, que el Ministerio de Seguridad llevó del 5 al 10% el porcentaje de la recompensa que se otorgará en función de los montos encontrados en el caso de que una persona ofrezca datos concretos a la fiscalía liderada por Carlos Stornelliy a cargo de la investigación que lleva adelante el juez Claudio Bonadio.

«Hay mas de 1036 llamados, y todos
coinciden en 10 o 12 nombres que
apuntan 
a quienes eran las fuentes
de la recaudación», afirmó Bullrich.

Bullrich argumentó: «Cuando uno mira la serie de Pablo Escobar Gaviria, ve que se le pudría la plata de tanto que tenía. El dinero en efectivo, cuando no entra en los circuitos comerciales o en los paraísos fiscales, en general tiene este tipo de lugares: se entierra», al tiempo que se refirió a algunas colaboraciones que estarían recibiendo.

«Tenemos información muy importante. Hay mas de 1036 llamados, y todos coinciden en 10 o 12 nombres que apuntan a quienes eran las fuentes de la recaudación. La gente que llama es del sur, conoce y sabe; conoce mucho más que lo que se animó a hablar en una década», explicó la funcionaria.

En tanto, tras la denuncia desde el entorno de Cristina Kirchner por la «intoxicación» de empleados de limpieza, que ingresaron al departamento del barrio porteño de Recoleta luego de que se realizara el allanamiento ordenado por el juez federal Claudio Bonadio, la ministra de Seguridad se sumó al rechazo del jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, y negó las denuncias.

«La Policía Federal es la de siempre, no es de nuestro gobierno. Actuó con total profesionalidad. Y la gente de (Policía) Científica fue la que hizo la toma de imágenes. Ellos no fueron con químicos ni utilizaron ningún químico. No tenía sentido en ese lugar la búsqueda de huellas», destacó Bullrich, al tiempo que acusó a la actual senadora de «querer encontrar mecanismos para retrasar el proceso judicial».

«Todas estas personas hablan porque hay una ley del arrepentido. Si no, (Carlos) Wagner y todos los que han cantado sus sinfonías, nunca habrían hablado», concluyó la funcionaria nacional, haciendo hincapié en la administración que encabeza Mauricio Macri y una de las leyes que fueron aprobadas por el Congreso.