El paro de 24 horas que llevan adelante hoy los maestros nucleados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense provocó una grieta en las evaluaciones que hicieron el oficialismo y los gremios sobre el alcance de la medida: para el gobierno de María Eugenia Vidal, tuvo un nivel de acatamiento del 39%, mientras que para los gremios ronda el 90%.

«Luego de relevar 9.838 escuelas a través de 135 inspectores distritales, 1.770 inspectores areales y más de 9.000 directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro del 39%», manifestaron fuentes del Ejecutivo.

Sobre ese porcentaje, resaltaron que implica una baja respecto del anterior paro ya que mientras hoy se registraron 179 establecimientos cerrados, en la última huelga hubo 301 escuelas cerradas. Sin embargo, de acuerdo a lo informado por la propia Provincia, en la medida de fuerza del 5 de abril pasado hubo 40% de adhesión, casi igual al de esta jornada, de 39%.

Por otro lado, los docentes, al igual que el paro de hace 20 días, hablan de una respuesta «contundente». De acuerdo a un relevamiento de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la medida de fuerza registra una adhesión promedio del 90%. Para llegar a esta cifra, se indicó, relevaron los 135 distritos a través de más de 30 mil delegados.

Paro docente: diferencias por el acatamiento y expectativa de convocatoria

“Acá hay una realidad que golpea muy fuerte: al docente no le alcanza. El otro día una docente me mostró que pagaba 560 pesos de una factura de electricidad y ahora paga 2700, no alcanza” dijo Mirta Petrocini, titular de FEB. En tanto, recordó que “estamos hablando de salarios de 14 mil pesos”.

Petrocini explicó, además, que las reuniones “fueron siete, contando la del viernes pasado, en todas las propuestas de una u otra forma tenían el mismo contenido. El 15% en tres etapas y desestimada la cláusula gatillo, que es la que nos permitió el año pasado no perder el poder adquisitivo. En esta oportunidad no se pudo salir del 15% y de la negativa categórica del gobierno de recuperar la cláusula gatillo. La propuesta de este viernes fue del 10% hasta junio y la posibilidad de reunirnos en julio”. Sobre esta oferta agregó: “No tenemos ningún tipo de reaseguro de que se pueda volver a discutir. En realidad no se discute, no hay posibilidad de debatir”.