La Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires responsabilizó nuevamente al precio de la harina por el aumento del pan y pidió acceder a subsidios. 

Así lo indicó el vicepresidente de esa entidad, Emilio Majori, quien aseguró que el sector atraviesa un momento de «incertidumbre generalizada debido a que la harina no tiene precio».

«La última cotización es de $650/ $750 la bolsa, lo que refleja un incremento del 100% desde febrero», remarcó Majori, al tiempo que expresó que desde el rubro están «muy preocupados porque el producto que fabricamos es muy sensible a la sociedad y a los que menos tienen».

En referencia a esto, el dirigente contó que pretenden «que el pan no falte en ninguna mesa de los argentinos», por lo que pidió la intervención del Gobierno para «acceder a una harina subsidiada».