La situación del productor televisivo Marcelo Corazza, acusado de abuso de menores, se complicó en las últimas horas luego de que el juez federal Ariel Lijo ampliara su procesamiento al conocerse otra denuncia.

El magistrado le endilgó a Corazza otro hecho por el que lo había indagado días atrás en el marco de la causa en la que se investiga una supuesta banda criminal acusada por distintos casos de abuso de menores.

En el expediente quedaron asentados diálogos de chat entre el imputado y la víctima en los que Corazza le requería el envío de videos personales con contenido sexual.

“Al quedar corroborado que conocía la edad de la víctima, doy por sentado que Corazza tuvo conocimiento respecto de que los actos ilícitos que realizaba eran susceptibles de corromperla”, enfatizó el magistrado.

“Toda vez que la víctima tenía 17 años al momento que comenzó a desplegarse la conducta ilícita de parte del imputado, no hay dudas que debe ser admitida como tal. Por otra parte, como se observa, evidentemente las diferentes propuestas efectuadas por Corazza a la víctima fueron negativas para su normal desarrollo”, señaló.

En virtud de los hechos imputados, la valoración probatoria efectuada y la calificación legal atribuida, entiendo que se deberá ampliar el procesamiento decretado oportunamente a su respecto, debiendo responder por resultar autor penalmente responsable del delito de corrupción de menores”, sostuvo el juez.

La investigación comenzó el 24 de octubre del año pasado, luego de que un testigo de identidad reservada denunció que había sido abusado sexualmente cuando él tenía entre 11 y 13 años, entre 1999 y 2002.