Juan Bilasio Barbeito, uno de los pilotos de la aeronave que se accidentó el domingo 17 de setiembre último, murió en las primeras horas de este miércoles tras permanecer internado en grave estado en el Hospital Central Ramón Carrillo de la capital de la provincia de San Luis, con lo que suman tres los fallecidos por ese incidente, informaron fuentes médicas.

El hombre de 51 años había sufrido quemaduras y politraumatismos graves en el accidente que se produjo cuando la avioneta intentó aterrizar en el Aeropuerto «Brigadier Cesar Raúl Ojeda».

La muerte de Barbeito se suma a la del piloto Esteban Asprella, de 36 años, y el empresario, Juan Chediack, en el accidente del aeroplano que intentó despegar en una jornada ventosa, cayó a tierra y se incendió.

La muerte de Barbeito se suma a la del piloto Esteban Asprella, de 36 años, y el empresario, Juan Chediack, en el accidente del aeroplano que intentó despegar en una jornada ventosa, cayó a tierra y se incendió.

Chediack, expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), había fallecido el 18 de setiembre en el Hospital Central Ramón Carrillo, donde había sido trasladado en estado crítico con politraumatismos graves y quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

El accidente

Las causas del accidente de la nave Beechcraft G36 Bonanza identificada con la matrícula LV-GLQ, aún se intentan determinar, pero se presume que se debió a las fuertes ráfagas de viento, que por momentos alcanzaban los 100 kilómetros en San Luis, cuando intentó despegar en el aeropuerto.

En el lugar del hecho trabajó la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Bomberos y personal sanitario que trasladaron a los tres heridos al Hospital Central Ramón Carrillo.

Chediack estaba procesado por supuesto pago de sobornos en la llamada causa «Cuadernos» y había sido aceptado como «imputado colaborador» tras declarar en agosto de 2018 ante el fiscal federal Carlos Stornelli.

Chediack, expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), había fallecido un día después del accidente en el Hospital Central Ramón Carrillo, donde había sido trasladado en estado crítico con politraumatismos graves y quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

En esa declaración indagatoria, el empresario habló de presuntos pagos de sobornos a funcionarios kirchneristas y relató que en ocasiones le dejó dinero al por entonces ministro de Planificación Federal Julio De Vido y que le decían que era «plata para la política».

El empresario estaba procesado y excarcelado en la causa a la espera del juicio, que se encuentra en etapa de preparación ante el Tribunal Oral Federal 7.

El 4 de octubre de 2021 concurrió nuevamente a los tribunales de Comodoro Py 2002, pero esa vez para declarar como testigo en la causa Vialidad, ocasión en la que sostuvo que mientras fue titular de la CAC no recibió ninguna «denuncia ni información alguna respecto de irregularidades» en la provincia de Santa Cruz.