El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, llegará hoy a Rusia en su primera visita en el cargo para abordar la prórroga del Nuevo START, el tratado que limita el armamento estratégico ofensivo y expira en 2021, la situación en Venezuela, donde Washington y Moscú mantienen posiciones enfrentadas, y el agravamiento de la crisis nuclear iraní.

Pompeo, que inicialmente tenía previsto llegar a Moscú ayer, canceló a última hora la visita a la capital rusa para compartir con socios europeos en Bruselas información sobre la «creciente amenaza» que supone Irán, según informó el Departamento de Estado. El funcionario se dirigirá directamente al balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro, donde se reunirá con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, informó la agencia de noticias EFE.

Tras las conversaciones, Pompeo y Lavrov, serán recibidos por el presidente ruso, Vladimir Putin, que «será informado de los resultados de las negociaciones», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. .

Recordemos que, hace menos de dos semanas el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su optimismo por mejorar las relaciones con Moscú durante una charla telefónica de más de una hora con el líder ruso.