El candidato a presidente de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa adelantó este martes que en caso de imponerse en el ballotage del próximo 19 de noviembre, designará como ministro de Economía de su futuro gobierno a un dirigente que no integre su espacio político, y también reveló que la mitad del directorio del Banco Central será ocupado por representantes del principal bloque opositor del Congreso.

“Mi ministro de Economía no va a ser alguien de mi fuerza política, va a ser alguien de otro sector político”, aseguró Massa. En esta línea, además, destacó su convocatoria a una gestión de unidad nacional, porque representa “una nueva etapa para la Argentina” y avizoró un 2024 con “bajo nivel de vencimientos, alto nivel de exportaciones, y eso va a revaluar la moneda y bajar la inflación”.

“A mí me piden que defina los ministros mientras el otro candidato habla con los perros”, se quejó sin embargo en una entrevista con Cadena 3 en relación con su contrincante, el libertario Javier Milei.

Con la promesa de que el año que viene -a través de un aumento de las exportaciones, una baja en el nivel de deuda a pagar y un presupuesto con déficit cero- se va a revaluar el peso y así se podrá enfrentar a la inflación, Massa aseguró: “Mi ministro de Economía no va a ser de mi fuerza política, va a ser alguien de otro sector”.

En ese sentido, dijo que ya habló con esa persona, pero aclaró que “en su momento” lo comunicará, convencido de que atenta contra los candidatos prometer cargos y transmitirlo públicamente de forma prematura. “Eso lastimó a una de las candidatas”, deslizó, en relación con Patricia Bullrich, la postulante de PRO que quedó afuera de la segunda vuelta y que había anunciado como la cabeza de su equipo económico a Carlos Melconian.

“A mí me piden que defina los ministros mientras el otro candidato habla con los perros y nadie le dice nada. Solo da entrevistas en los lugares donde no tiene que debatir. No le va a contestar de los perros, la venta de órganos, la eliminación de subsidios, la libre venta de armas”, lanzó contra Milei cuando le consultaron si podía adelantar algún nombre de su posible Gabinete. No obstante, dejó otra promesa en caso de llegar a la Casa Rosada. “Tengo la decisión de que la mitad del directorio del Banco Central sea del principal bloque de la oposición, para que haya control”.