Con una masiva demostración de fuerza en plaza de Mayo y una concentración de organizaciones sociales en el Puente Pueyrredón, la Central de los Trabajadores de Argentina (CTA) comenzó este lunes la protesta de 36 horas en rechazo a la política económica del Gobierno Nacional, que mañana se sumará al paro general decretado por la Confederación General del Trabajo (CGT) al que adhiere la mayoría de los gremios y que promete tener una contundencia absoluta.

Resultado de imagen para comenzo el paro de la cta movilizacion

La jornada de hoy no estuvo exenta de incidentes, cuando antes del mediodía se registró un ataque de encapuchados con bombas molotov a una sede de Gendarmería que funciona en calle Tacuarí al 566, en Monserrat. La Policía logró incautar tres de esos elementos antes de que explotaran, y no hubo que lamentar víctimas.

Resultado de imagen para encapuchados bombas molotov gendarmeria

Además, al mediodía hubo tensión en el Puente Pueyrredón donde la policía había amagado con no dejar que los manifestantes cruzaran el puente. Sin embargo, finalmente primó la calma y la multitud que allí se había congregado pudo cruzar sin problemas.

Resultado de imagen para tensión en el Puente Pueyrredón


Hugo Yasky, 
uno de los principales oradores de la jornada, sostuvo que «como lo hicimos después del golpe del 55, como lo volvimos a hacer después de la dictadura genocida o después del neoliberalismo de los ´90, siempre el pueblo ha vuelto para construir la esperanza para que nuestros hijos empiecen a ver que pueden cambiar para bien».

Su compañero de la CTA autónoma, Pablo Micheli, por su parte, sostuvo que «con un paro no alcanza» y que el movimiento obrero deberá «hacer mil paros y marchas (…) para que se caiga este modelo económico o que estos tipos dejen el Gobierno». «Vamos a tener que hacer una y mil marchas y paros. Porque un paro no va a alcanzar. O se cae este modelo económico o estos tipos dejan el Gobierno para que gobiernen quienes quieren que le vaya mejor a la Argentina«, señaló Micheli desde el palco levantado en Plaza de Mayo.

En el escenario estuvo presente además el titular del gremio de Bancarios, Sergio Palazzo, que convocó a «intensificar un plan de lucha por la vía democrática», porque, afirmó, los trabajadores no son «golpistas». «Si son opositores de verdad que se dejen de joder y tomen la decisión de no apoyar el Presupuesto», enfatizó Palazzo, en referencia a la discusión del proyecto en el Congreso.

Por su parte, el dirigente de Camioneros Pablo Moyano cuestionó que el presidente Mauricio Macri se encuentre en Estados Unidos «con el FMI y Donald Trump» en coincidencia con el paro nacional de mañana, y le reprochó que no escucha “a los argentinos que la están pasando mal”. «Esperamos que escuche. Alguna vez tiene que escuchar al 70 por ciento de los argentinos que la está pasando mal», sostuvo Moyano ante la prensa, tras el acto central en la Plaza de Mayo.

Resultado de imagen para pablo moyano acto cta

En este sentido, pidió a la conducción de la CGT que lleve adelante en los próximos días «una agenda de defensa de los derechos de los trabajadores» y confió en que «a la larga o a la corta» su corriente sindical “va a recuperar” la central obrera.

El costo del paro

El Gobierno estimó hoy que el paro nacional convocado por la CGT y las CTA para mañana tendrá un costo económico para el país de $ 31.600 millones.

Así lo informo el Ministerio de Hacienda, que precisó que esa cifra representa «un costo de 0,2 % del PBI», teniendo en cuenta además las pérdidas que sufrirá la actividad privada.

La cartera que conduce Nicolás Dujovne señaló en un comunicado que ese costo «se mide como la diferencia entre el valor agregado que se genera en un día normal y lo que se genera en un día de paro».

El paro general convocado por la CGT comenzará este martes a la cero hora y será sin movilización. No habrá clases –ni en escuelas públicas ni privadas, ni en las facultades–, tampoco colectivos ni taxis. Los bancos y los comercios permanecerán cerrados y no habrá recolección de residuos ni expendio de combustibles. No saldrán los diarios pero se montarán guardias mínimas en radios, televisión y diarios digitales para informar sobre la medida de fuerza.