El presidente Maurico Macri recibió hoy a la princesa Astrid de Bélgica, quien llegó al país con un importante grupo de empresarios interesados en realizar inversiones en la Argentina y abogó por «acelerar» el proceso de inversión e intercambio económico bilateral, en presencia de empresarios que acompañan en su gira a la representante de la Casa Real.

«Esperamos que nos acompañen y, en este apoyo que nos da el mundo, Bélgica también sea parte», afirmó el jefe de Estado, tras destacar el reciente acuerdo que firmó el Gobierno con el FMI, precisando que es «único por el monto y la velocidad con el que se otorgó».

En su mensaje, Macri destacó que la relación entre ambos países es una «buena base para acelerar el proceso de inversión e intercambio de nuestras economías«. «La Argentina tiene en corto plazo una enorme capacidad de energía. Tenemos una reserva de shale gas y la de Vaca Muerta», precisó Macri, tras sostener que con esos reservorios «podemos ser grandes productores duplicando de 500 mil barriles que se producen a más de 1 millón en poco plazo».

El jefe de Estado se expresó de este modo desde el tradicional Salón Blanco de la sede gubernamental tras el encuentro privado que mantuvo con la princesa, con la presencia de su esposa, Juliana Awada; el canciller Jorge Faurie y el ministro de la producción, Dante Sica.

Macri recibió a la princesa Astrid de Bélgica

En ese marco, la empresa de servicios para la construcción e infraestructura marítima Jan de Nul Group anunció que desembolsará 32 millones de dólares para sus nuevos planes de dragado aquí. Según informó Clarin, la noticia fue dada a conocer por el jefe de la empresa Bob Michta.

Una buena parte de dicha ​inversión estará destinada a la importación de la draga, que será manejada por personal local capacitado previamente por ingenieros y especialistas extranjeros. Esta hará en principio el dragado de río Uruguay y tendrá bandera argentina, después de una larga negociación con los burocráticos controles argentinos que todavía obstaculizan el comercio exterior.  Desde 1990 no se draga ese río vital en el comercio regional.  

La princesa visita el país acompañada por 137 empresarios de varios rubros de Bélgica y 45 representantes del gobierno de Bruselas.