El presidente Mauricio Macri volvió a apuntar contra la gestión del kirchnerismo este miércoles al asegurar que «esto es pasar de la corrupción a la transparencia», durante la inauguración de un taller de ferrocarriles en Tolosa, La Plata, donde un grupo de vecinos se acercó para repudiar su presencia.

«Lo que estamos haciendo acá es algo profundo, es más que pasar de un freno de mano a un freno automático», afirmó el mandatario junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el intendente de La Plata, Julio Garro, y María Luján Rey, madre de Lucas Menghini Rey, quien murió en la tragedia de Once.

El Presidente dijo que «era mentira» que no se podía lograr «un buen tren de calidad y en hora», porque su gestión demostró que «el Estado lo podía hacer». «Esto es pasar de la desidia a la acción, es pasar del abandono al hacer todos los días, es pasar de la corrupción a la transparencia y cuidando el mango de todos los argentinos», destacó al recorrer el nuevo taller de mantenimiento de la línea Roca.

«Cuando Vidal estaba en el jardín de infantes fue la última vez que se invirtió pensando en la gente. Cuarenta años… Nosotros en tres años y medio pusimos al Roca en plenitud, electrificado, con frenos automáticos. Esperamos que en los próximos meses los demás trenes tengan los mismos mecanismos de seguridad», enfatizó Macri.

El mandatario criticó el mal uso de los recursos públicos durante anteriores gestiones y afirmó que con trabajo «el país va a crecer, sin atajos, sin mentiras, sin soluciones mágicas. Cuidando el mango de los argentinos porque no nos sobra para todos, no tenemos de más, cada cosa nos cuesta».

Por su parte, la Gobernadora Vidal valoró que este taller fue cerrado en el 2001 y va a abrir en junio, «va a servir para reparar nuestros trenes y ensamblar nuevos. Se suma a la electrificación del tren Roca, al funcionamiento del frenado automático».

«En estos tres años recuperamos el tren a Mar Del Plata, ahora tarda cinco horas y media. No se trataba solo de comprar los vagones, también de mejorar los rieles», valoró.

La mandataria bonaerense indicó que “hay que hacer los que no se ve, porque lo que no se ve es lo que te cuida de verdad. No te cuida el discurso por más lindo que sea”.

En ese sentido, Vidal remarcó la obra y recordó la tragedia de Once. “Cuando el tren empieza a ir a una velocidad mayor de la que tiene pautada, más allá del chofer que lo maneje, frena automáticamente. Si eso hubiera estado presente, si se hubiera invertido durante muchos años que no se hizo, hubiéramos evitado la tragedia de Once, Castelar, Flores y tantas otras que tuvimos que lamentar”, relató.

Durante el acto estuvieron presentes familiares de la tragedia de Once junto a operarios de la línea Roca, al mismo tempo que asistió el ministro de Trasporte de la Nación, Guillermo Dietrich y el gerente de la Línea Roca, Juan Pablo Chain.

 

Repudio

En medio del acto oficial, un grupo de personas se acercó a las inmediaciones de calle 3 y 524 para mostrar su rechazo a las políticas de Cambiemos. Incluso, desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) señalaron que “repudiamos la llegada del presidente Mauricio Macri a los Galpones ferroviarios de Tolosa”.

“Mientras el mandatario hace proselitismo electoral, miles de familias de la zona hacemos esfuerzos denodados para llegar a fin de mes o conseguir un trabajo que pueda sustentar nuestras familias. Con cada lluvia, los barrios linderos al predio que recorrerá Macri hoy se inundan sin lograr ningún tipo de respuesta del estado, sea municipal, provincial o nacional”, indicaron.