Las ventas minoristas de las pymes registraron un nuevo retroceso en noviembre, al caer 2,9% interanual y acumularon 11 meses consecutivos en baja, de acuerdo al relevamiento elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Tras la mejora a nivel mensual de octubre, cuando las ventas lograron crecer 4,7% frente a septiembre, y a raíz de la suba de precios junto con el clima electoral por el balotaje, en noviembre retomaron el rendimiento negativo y cayeron 2,2% respecto al décimo mes del año.  En lo que va del año, el comercio acumula una retracción del 2,4% frente al mismo periodo del 2022.

Desde CAME analizaron que el retroceso del penúltimo mes del año está asociado con que “el clima electoral le puso extrema prudencia al consumo, pero lo que más incidió en el declive del mes fueron las fuertes subas de precios que generaron una pérdida clara en el poder adquisitivo del ingreso familiar” y precisaron que esa realidad “se notó especialmente en la demanda de alimentos y bebidas”.

Asimismo, indicaron que “los alicientes de las ofertas del comercio electrónico que se pusieron a disposición de los consumidores a comienzos del mes, con financiamiento que animaron la venta de bienes durables durante tres días, no fueron suficientes para cambiar el signo de la tendencia en las ventas”.

Además, desde la entidad gremial-empresaria señalaron que “los sobresaltos cambiarios no ayudaron a la dinámica de las ventas del comercio minorista, especialmente a la compra de bienes de mayor valor, porque el dólar captó dinero que podría haberse volcado a ese consumo”.

De los siete rubros analizados por el relevamiento de CAME, tres escaparon a la tendencia general y crecieron en la comparación anual, y los cuatro restantes declinaron.

Los rubros que registraron subas interanuales en sus ventas durante noviembre, estuvieron liderados por Bazar, decoración, textiles del hogar y muebles (+4,3% anual). En cambio, de los cuatro ramos que retrocedieron, la mayor baja fue en Alimentos y bebidas (-7,7% anual).

El rendimiento de cada sector

  • Alimentos y bebidas: las ventas se retrajeron 7,7% anual en noviembre, a precios constantes y acumulan una disminución de 3,3% en los primeros 11 meses del año frente al mismo periodo de 2022. En la comparación intermensual, crecieron 0,4%.
  • Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles: las ventas tuvieron un ascenso del 4,3% anual en noviembre, a precios constantes y llevan un declive del 0,6% en los once meses del año, comparado al mismo periodo de 2022. Contra el mes pasado, en cambio, cayeron 2%.
  • Calzado y marroquinería: las ventas crecieron 1,3% anual en noviembre, a precios constantes y registran un alza de 1,1% en los primeros 11 meses del corriente año frente al mismo periodo de 2022. En la comparación intermensual cayeron 5%.
  • Farmacia: las ventas retrocedieron 4,4% anual, a precios constantes, aunque aún acumulan un crecimiento de 1,7% en los primeros once meses del año frente al mismo periodo de 2022. En la comparación intermensual, subieron 1,1%.
  • Perfumería: las ventas bajaron 0,2% anual en noviembre, siempre a precios constantes, y suman una caída también de 1% en los 11 once meses del 2023, contra el mismo periodo del año pasado. En la comparación intermensual crecieron 0,9%.
  • Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción: las ventas disminuyeron 2,8% anual y acumulan un declive de 0,7% en los 11 meses del año, siempre frente al mismo ciclo de 2022. En el contraste intermensual, cayeron 7,6%.
  • Textil e indumentaria: las ventas subieron 1,8% anual en noviembre, a precios constantes y acumulan una caída de 5,4% en los 11 meses del año, comparado a la misma etapa del 2022. Frente a octubre se registró una suba del 2,2%.