La publicación de declaraciones juradas de los integrantes del municipio de La Plata desató una fuerte polémica en las últimas horas debido a que muchos funcionarios y concejales que no están legalmente casados no explicitaron los bienes de sus convivientes, lo que generó una discusión en torno a la legalidad de esos informes.

La concejal de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz anunció que hoy presentará una denuncia administrativa para declarar la nulidad de los documentos, debido a que, según indicó la edil, no se ciñen a la ley provincial 15.000, que en su artículo 8 establece que la declaración deberá contener la totalidad de los datos patrimoniales del “sujeto obligado, cónyuge o conviviente, hijos menores no emancipados y personas a cargo”.

Sin embargo, varios funcionarios municipales y concejales que no están legalmente casados no dieron cuenta de los activos de sus convivientes.

Consultada al respecto, la directora de la oficina de Fortalecimiento Institucional de la subsecretaría de Legal y Técnica de la municipalidad, Magdalena Molinelli, afirmó  que “según lo que hemos consultado a la administración provincial al respecto de lo que indica la ley, deben declararse los bienes del conviviente cuando se trata de una unión convivencial registrada, pero si la convivencia es de hecho, la declaración es optativa, por lo que no hay obligación”.

Al contrario, Tolosa Paz aseguró que “la ley es clara y no da lugar a dobles interpretaciones” y citó el artículo 509 del Código Civil para afirmar que “convivientes” son aquellos con “relaciones afectivas públicas, estables y permanentes de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida”.

Ejemplificó que “seguramente hay servicios que vienen a nombre de ambos, testigos y montón de pruebas de convivencias que son de años, de familias”. Luego, sin mencionar ningún nombre, lanzó: “Conté al menos ocho concejales que toda la ciudad de La Plata sabe que están en situación de convivencia y no declararon a sus parejas, incluso, algunos de ellos tienen hijos en común”.

La concejal, que declaró poseer un patrimonio de 27 millones de pesos, en gran medida de su esposo, el empresario Enrique Albistur, agregó que “es una falta grave, porque yo presenté todo mientras que otros no muestran su patrimonio total sacándose de encima a su conviviente”.