La Junta Nacional Electoral de la ciudad de Buenos Aires advirtió este jueves a La Libertad Avanza que será de su “exclusiva responsabilidad” un eventual faltante de boletas en el balotaje presidencial del próximo domingo, en tanto que el partido libertario acusó a la Gendarmería de cambiar el contenido de las urnas para favorecer a Sergio Massa.

“Toda vez que no se dio cumplimiento a la intimación cursada” en relación a la entrega a la Justicia electoral de la totalidad de las boletas en tiempo y forma, la Junta intimó a La Libertad Avanza a que en 24 horas “informe expresamente” cuál será el procedimiento a seguir, según un acta.

Los jueces Jorge Morán, Sebastián Picasso y María Servini, -integrantes de la Junta distrito CABA- advirtieron que si faltan boletas de esa agrupación que lleva como candidato a Javier Milei será la “exclusiva responsabilidad” de esa agrupación ante la falta de respuesta. “Su silencio importará que la ausencia de boletas de esa alianza, en las distintas mesas electorales, será de su exclusiva responsabilidad”, concluyeron.

En el acta se recordó que LLA entregó el 9 de noviembre pasado 10 mil paquetes con “entre cien (100) y ciento cincuenta (150) boletas cada uno, y que a su vez hizo entrega de mil (1000) paquetes conteniendo una cantidad inferior a cien boletas cada uno”.

Unión por la Patria, que lleva como candidato al ministro de Economía Sergio Massa, entregó ese mismo día 10 mil paquetes con 350 boletas cada uno, la cantidad que se requiere para cada mesa electoral en el distrito.

Ante esto se le dio un plazo a La Libertad Avanza para completar el envío y ante el incumplimiento del mismo se advirtió ahora que la situación “no favorecerá al mejor desarrollo del comicio”. Con las boletas entregadas a la justicia electoral de CABA “sólo se cubrirían las expectativas de votos de 100 a 150 electores por mesa, sobre un padrón de 350 electores”, se aclaró. Si bien la Junta prevé “un sistema de contingencia para el eventual faltante de boletas, esto no exime a la Alianza de las responsabilidades establecidas en la normativa legal”, se advirtió.

En tanto, la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires también advirtió que LLA no entregó al cantidad suficiente de boletas, de acuerdo a la provisión por escuelas y mesas que obliga la ley electoral. Recordó que “cada agrupación debe entregarle para su distribución través del Correo Argentino un fajo de hasta 350 boletas por cada una de las 38.074 mesas a habilitarse, y dos fajos de igual cantidad de boletas para el sistema de contingencia por cada establecimiento en el que fueran a funcionar hasta ocho mesas de votación, y cuatro fajos para el caso de los establecimientos en los que habrán de funcionar nueve o más mesas de votación”.

Javier Milei justificó el envió en menor cantidad a lo requerido por la Justicia electoral en que les “roban” las boletas al comienzo de la jornada electoral y que sus fiscales las repondrán en la medida que se acaben.

Días atrás, el apoderado nacional de LLA, Santiago Viola, argumentó que “la provisión de boletas a las Juntas Electorales de cada uno de los distritos es únicamente a los fines de colaboración por parte de la justicia y el correo”, por lo que concluyó que “la Libertad Avanza no ha incumplido con resolución legal alguna y ha acompañado boletas para todas las mesas de votación en la cantidad que se estiman necesarias para el inicio de la elección”. 

Milei acusó a Gendarmería de cambiar el contenido de las urnas para favorecer a Massa

Mientras agita mediáticamente la idea de que el Gobierno podría intentar llevar a cabo un fraude electoral en el balotaje, La Libertad Avanza acusó en la Justicia a la Gendarmería Nacional de cambiar “el contenido de las urnas y la documentación” para favorecer a Sergio Massa, lo que definieron como un “fraude colosal”.

Los apoderados de LLA Karina Milei y Santiago Viola presentaron un documento en la Justicia Electoral, dirigido a la jueza María Romilda Servini. Con el objetivo de “buscar mayor transparencia” en los comicios, deslizaron una serie de conductas irregulares que habrían ocurrido en la primera vuelta y entre ellas llamó la atención una acusación contra la Gendarmería: dijeron que agentes de esa fuerza habrían modificado el contenido de urnas a cambio de “alguna contraprestación”.

La presentación judicial despertó una denuncia del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. El funcionario nacional aseguró que llevará a la Justicia a la hermana del canditato a presidente Javier Milei. “Es un grado de estupidez… no me voy a callar la boca”, sostuvo Fernández.