La Secretaría de Política Económica informó este viernes que los precios a nivel consumidor subieron 1,3% en la última semana de septiembre, lo que muestra que, a pesar de seguir en “niveles muy elevados”, el “proceso de desaceleración es significativo”.

De acuerdo con el relevamiento semanal que realiza la Secretaria conducida por Gabriel Rubinstein, en la semana que va del 25 de septiembre al 1 de octubre los precios «habrían subido un 1,3%».

Esto representa un descenso respecto del 1,7% de la tercera semana de septiembre, y del incremento del 4,8% en los siete días posteriores a la devaluación del 14 de agosto.

Se trata, así, la cifra más baja desde la semana del 13 de agosto.

En junio y julio, el índice -en ese entonces, de divulgación interna- registraba incrementos semanales de entre 1,1% y 1,8%.

“La inflación está bajando. No hay dudas de ello. Con Superávit Fiscal Primario y dólares para bajar brechas cambiarias podría bajar mucho más”, indicó Rubinstein en un mensaje a través de su cuenta de X (Twitter).

El informe señaló que “a pesar de seguir la inflación en niveles muy elevados, el proceso de desaceleración es significativo”.

En el relevamiento realizado por el área, se registró que hubo subas “mayores al promedio” en las categorías de turismo (3,1%), indumentaria (2,5%), y alimentos y bebidas sin carne (1,8%).

En tanto, hubo descensos en verduras (-2,6%), frutas (-0,2%) y carnes (-0,2%).

“Luego de picos del 15% en agosto en el acumulado de 4 semanas, en la cuarta semana de septiembre la cifra acumulada estimamos que fue del 7,4%, es decir, de la mitad de aquellos altísimos registros tras las devaluaciones de agosto y la generalización a las importaciones de bienes del Impuesto PAÍS”, detalló el documento.

Estimaciones para las próximas semanas

De aquí a las próximas semanas, el equipo económico espera que “los datos confirmen el proceso de desaceleración en marcha, aun cuando, como ha venido ocurriendo en todos los meses previos, las subas en las primeras semanas de cada mes suelen ser bastante mayores que las de las semanas previas”.

En ese sentido, anticipan que en la actual semana haya “un alza mayor”, antes de que vuelva a retomarse el proceso de baja en las tasas semanales de inflación.

«Aun cuando estos valores que rondan el 2% son muy elevados, es importante notar la fuerte baja respecto a los valores semanales de agosto», indicó el informe que fue publicado por la Secretaría en su cuenta de X.

El área señaló que «este comportamiento de descenso de las tasas de inflación se encuentra en línea con lo esperado, al ir absorbiéndose los efectos de la mayor devaluación de agosto y el impacto del Impuesto PAÍS en costos».

El relevamiento se realiza en base a diversas fuentes, incluyendo los precios online de supermercados y otros canales de comercialización de una canasta representativa de productos de alimentos, bebidas, limpieza, cuidado personal, electrodomésticos e indumentaria.

También se toman en cuenta los precios en línea de automóviles y medicamentos; y se realiza un relevamiento online de bienes y servicios con precios regulados a nivel nacional.

El área aclaró que estas son estimaciones «preliminares» y están «sujetas a ajustes, debido a la incorporación de información adicional».

«Estos relevamientos o estimaciones preliminares a nivel semanal son completamente independientes de las estadísticas del IPC mensual que realiza el Indec, y no deben usarse en reemplazo de la información que provee dicho organismo», aclaró el documento.

En tanto, las consultoras privadas estiman que la inflación de septiembre estará por debajo de la de agosto, que llegó al 12,4%, pero igualmente esperan que se mantenga en los dos dígitos.