La causa por el asesinato de Miguel Yadón y el ataque al diputado Héctor Olivares sigue sumando capítulos. En este caso, Estefanía Fernández, la hija de Juan Jesús “El Gitano” Fernández, uno de los principales detenidos por el ataque, declaró ante la Justicia que no conocía al funcionario asesinado frente al Congreso y pierde peso la hipótesis del crimen pasional.

La joven de 24 años y de nacionalidad española expresó, ante el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, que por lo que le contó su padre Juan José “Cebolla” Navarro Cádiz “disparó de la nada”, y negó que el ataque haya estado planeado.

“Juan José Navarro Cádiz es quien efectuó los disparos”, afirmó la joven en su declaración. Y aclaró que “mi papá estaba estacionado, suele estar mucho en Congreso y por ahí. Nunca tuvo problemas con la justicia“, relató la joven que este viernes se entregó en la División Homicidios de la Policía Federal.

Por otra parte, tras los allanamientos que se llevaron a cabo encontraron el arma homicida y, según los investigadores se está realizando un “pacto de silencio” entre el clan de gitanos que está involucrado en el ataque. La pistola se halló en un departamento ubicado en la calle Montevideo..

En ese inmueble vivía Juan José Navarro Cádiz. Fue el propio Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal Argentina, quien relató que tras el asesinato se lo vio a Navarro Cádiz por medio de las cámaras de seguridad caminando en dirección a ese lugar y descartando seis balas en dos canastos de basura.