El abogado defensor del futbolista de Boca Juniors Sebastián Villa, acusado de haber ejercido violencia de género contra su expareja Daniela Cortés en abril de 2020 en una vivienda de un barrio privado de la localidad bonaerense de Canning, pidió hoy su absolución al asegurar que la denuncia en su contra es “falsa”.

Al iniciar su alegato ante el Juzgado Correccional N.º 2 de Lomas de Zamora, que lleva adelante el juicio a Villa, el defensor Martín Apolo pidió la absolución del futbolista tras manifestar que “la palabra de la persona que denuncia no es prueba acabada” y que “en este caso existen muchos elementos de prueba que contradicen a la denunciante”, a quien acusó de efectuar “una falsa denuncia”, informó la agencia Télam.

Con la presencia del futbolista en la sala de audiencias, el letrado dividió su alegato según los dos hechos por los cuales el fiscal de juicio, Sergio Anauati, solicitó la pena de dos años y tres meses de prisión condicional para el colombiano.

En primer lugar, Apolo se refirió a la denuncia por amenazas realizada por Cortés, quien señaló que Villa le dijo que le iba a “arruinar la vida” a ella y a su familia. ”Eso no se encuentra probado, ni acreditado que haya existido”, afirmó el letrado, quien agregó que esas supuestas amenazas pudieron ser en realidad dichas en el contexto de “una discusión acalorada” de pareja y no pueden ser interpretadas como una amenaza coactiva porque “no amedrentan a nadie, menos a Daniela Cortés”.

”Para mí, arruinarle la vida es, como diría mi padre, que le ´cortaron los víveres´ a Daniela Cortés. Villa es una persona muy generosa, que conoce más que nadie de carencias. El padre de Cortés dejó de tener una camioneta nueva, ella de tener un celular de última generación y Villa dejó de pagarle el colegio a la hija, cosa que no debía por qué hacer”, expresó el abogado.

En relación con la acusación por violencia de género, que de acuerdo a la denuncia de la mujer se produjo el 27 de abril de 2020 en una vivienda del country Saint Thomas de la localidad bonaerense de Canning, Apolo aseguró que ese hecho “tampoco se encuentra acreditado”.

El letrado describió lo sucedido entre Villa y Cortés cuando -según dijo- ella le reclamó regresar en un vuelo privado a Colombia durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la pandemia de coronavirus y que le entregara US$150.000, de lo contrario “iba a arruinarle la carrera”. En esa discusión, siempre según el defensor del jugador, Villa se encerró en su habitación de la planta alta y grabó a Cortés cuando intentó ingresar a la fuerza.

”Villa filmó, lo que según el Ministerio Público Fiscal fue cosificar a la denunciante. Lo único que hizo Villa fue ejercer su derecho de defensa en juicio”, añadió el abogado. Los alegatos de Apolo continuaban esta mañana y, una vez finalizada la audiencia, Villa se sumará al plantel de Boca para emprender el viaje rumbo a Colombia, donde el equipo jugará el próximo miércoles por la Copa Libertadores de América ante Deportivo Pereira.

En el debate oral se analizan los hechos ocurridos el 27 de abril del 2020 en la casa que compartían Villa y su expareja en el barrio privado Saint Thomas, los cuales fueron investigados por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N.º 3 descentralizada de Esteban Echeverría, especializada en Violencia de Género. Cortés denunció haber sido golpeada por Villa a través de un video publicado en las redes sociales, en el que se la ve con sangre en la boca. La mujer calificó entonces al deportista como “un maltratador, tanto en lo físico como en lo psicológico”.

Tras ese episodio, el futbolista se mudó al country “Venado II”, también de Canning, en el que supuestamente se desarrolló el segundo episodio por el que fue denunciado en junio del 2021 por el delito de “abuso sexual”. En esa causa, el 12 de mayo la fiscal Vanesa González solicitó su elevación a juicio, por lo que el Juzgado de Garantías interviniente tiene el plazo de 15 días para correr vista a la defensa y definir si da lugar a la petición.