Dirigentes de la Coalición Cívica presentaron una denuncia ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia contra las empresas de medicina prepaga que integran la Unión Argentina de Salud (UAS), presidida por Claudio Belocopitt, por incurrir en una cartelización para incrementar los precios a usuarios y proveedores de manera coordinada.

“Es indignante que hayan anunciado un aumento conjunto, no solamente porque es ilegal, sino porque en la misma presentación dicen que están dispuestos a perder un 30% de sus afiliados ¿a dónde se va esa gente?”, cuestionaron los diputados y legisladores opositores Hernán Reyes, Maximiliano Ferraro, Ruben Manzi y Facundo Del Gaiso.

Además, alertaron que “los pacientes con enfermedades crónicas, los que están en tratamiento por alguna cuestión aguda pero costosa, y/o los jubilados, no pueden entrar y salir como si nada de su plan de prepaga”.

La denuncia se dio tras el primer fallo contra el aumento de las prepagas habilitado por el DNU de Javier Milei.

Para los dirigentes que responden a Elisa Carrió, la actual situación no es de libre competencia sino de algo muchísimo más grave “Ahí no hay competencia, hay abuso”, denunciaron.

“No nos quedamos solamente con la denuncia. Sabemos que este es un mercado imperfecto, que tiene muchos condicionantes. Milei dejó una regulación en cero, ahora hay que debatir qué tipo de regulación hace falta para que la competencia sea real y que las personas no se queden sin cobertura. La CNDC puede ofrecer medidas pro-competitivas basadas en criterios técnicos”, añadieron.

En su escrito, explican que los aumentos de los aumentos registrados fueron del 40% durante enero y del 30% durante febrero y en ambas oportunidades fueron presentados por Belocopitt como resultado de un acuerdo celebrado en el marco de la cámara de empresas que los nuclean: la UAS.

La denuncia presentada ante la CNDC radica en los acuerdos presuntamente establecidos entre competidores para fijar los aumentos de precios de manera coordinada, lo cual afectaría negativamente a los usuarios del servicio de medicina prepaga. También se detecta una posible cartelización que afecta a los proveedores, dado que acordaron la fijación del aumento de los planes, así como también los valores promedio para los aumentos a hospitales, médicos y farmacéuticas.

La denuncia presentada por los legisladores de la CC refiere la comisión de la conducta prevista en el inciso a) del artículo 2 de la ley, que plantea que “los acuerdos entre dos o más competidores, consistentes en contratos, convenios o arreglos cuyo objeto o efecto fuere: a) Concertar en forma directa o indirecta el precio de venta o compra de bienes o servicios al que se ofrecen o demanden en el mercado”.