Miles de personas nucleadas en gremios y agrupaciones de izquierda se movilizaron este miércoles al Palacio de Tribunales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para protestar contra el decreto de necesidad y urgencia (DNU) anunciado por el presidente Javier Milei la semana pasada.

La concentración fue convocada por la CGT y de la misma también participaron las dos CTA, movimientos sociales y partidos de izquierda. La protesta se inició a media mañana, trascurrió de manera ordenada y culminó pasado el mediodía. En la misma se leyó un comunicado de la central obrera.

En el documento la CGT señaló que el decreto “entre otras muchas medidas arbitrarias, anticonstitucionales y lesivas de un vasto número de derechos civiles, comerciales y sociales, introduce una feroz reforma laboral regresiva cuyo único objetivo es disciplinar a los trabajadores, cercenar la actividad sindical y solo privilegiar intereses empresariales”.

“Cualquier plan de Gobierno que exija modificación, derogación o creación de leyes debe, imprescindiblemente, pasar por el debate parlamentario”, señaló la central. Y agregó: “El DNU está viciado de origen y por lo tanto es nulo de toda nulidad, tal como lo expresa nuestra Constitución y la pacífica jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Además, a través del escrito, se advirtió que “una elección democrática de Presidente otorga legalidad y legitimidad para quien es electo para impulsar las iniciativas políticas que considere necesarias pero siempre en el marco de la ley y el respeto a la división de poderes republicanos”.

Tras el acto, Héctor Daer, uno de los titulares de la CGT, sostuvo que “hay que ser inteligentes y tener la mejor estrategia para voltear el DNU porque si el DNU corre, cambia drásticamente la administración estatal y cambia nuestro país para siempre”.

En tanto el dirigente social y exprecandidato a presidente por Unión por la Patria, Juan Grabois, dijo que Milei “no está cumpliendo con las normas de la democracia” y pidió por la presencia de los dirigentes del peronismo. “¿Dónde está Sergio Massa?”, se preguntó.

El decreto anunciado por Milei deroga múltiples leyes, plantea una profunda desregulación de la economía y reformas laborales. Mañana, el Comité Central de la CGT se reunirá para definir un plan de lucha.

Mientras se desarrollaba el acto en Plaza Lavalle, se conoció que el juez nacional del Trabajo Ignacio Ramonet desestimó el dictado de una medida cautelar «interina» para suspender la vigencia de artículos vinculados a la reforma laboral incorporada en el decreto de necesidad y urgencia , ya que «todavía no se encuentra vigente», según argumentó.

Además, el magistrado resolvió asumir la competencia para tramitar una demanda de inconstitucionalidad presentada por la CGT y le dio tres días al Gobierno nacional para responder, según la resolución.

Un policía atropellado y detenciones

Tras la movilización se registraron incidentes en la zona de la calle Corrientes. En ese marco, un agente de policía resultó atropellado por un colectivo y hubo detenciones cuando algunas personas intentaban cortar la calle.

El efectivo policial fue atropellado en el cruce de la avenida Corrientes y Uruguay, mientras participaba del operativo. Fue trasladado al hospital Italiano. 

Sobre una de las detenciones, uno de los manifestantes señaló: “Veníamos cantando por Av. Corrientes, llegamos hasta Uruguay, nos hicieron un operativo cerrojo y no pudimos movernos de acá”. Y agregó, en diálogo con TN: “Acompañábamos a Juan Grabois. Él se tomó el subte y nosotros nos quedamos acá. Entonces vinieron 10 policías y lo tiraron [al detenido] contra el piso salvajemente. Los estábamos filmando porque había una actitud represiva por parte de ellos”.