El 53% de los profesionales de la construcción sostuvo que en 2023 el nivel de actividad cayó en el sector, mientras que el 46% pronosticó que esta situación se volverá a registrar en 2024, según los resultados de una encuesta realizada por la asociación civil Opinión Construya.

El relevamiento se llevó a cabo entre el 24 de noviembre y el 11 de diciembre y abarcó a 436 profesionales de la cadena de valor de todo el país (arquitectos, desarrolladores, constructores y distribuidores de materiales).

Más de la mitad de los encuestados dijo que en 2023 registró una caída en en la actividad, mientras que el 34% aseguró que se mantuvo el nivel y el 11% afirmó que tuvo una mejora respecto al año previo.

Entre los principales «desafíos» que enfrentaron en 2023, el 30% puso como principal factor a la brecha cambiaria, el 15% dijo que fue el mayorcosto de construcción y la menor disponibilidad de financiamiento.

A esto le siguió con un 13% la «escasez de mano de obra calificada» y la menor inversión en obras privadas.

En cuanto a las proyecciones para 2024, el 46% de los encuestados anticipó un descenso en su actividad, el 27% espera que se mantenga y un 18% prevé un aumento.

«Entre los constructores y arquitectos, 41% respondió que espera una caída de su actividad en el próximo año, mientras que las inmobiliarias y los desarrolladores se mostraron más optimistas que el resto de los eslabones de la cadena de valor», puntualizó el trabajo.