El gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunieron este miércoles para analizar la situación epidemiológica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y definir cómo será la continuidad de la cuarentena.

El encuentro en el despacho de Larreta duró más de dos horas y no dejó sustanciales novedades. El aislamiento en el AMBA se extendería prácticamente sin cambios hasta el 30 de agosto.

Ambos llegaron al encuentro con una idea similar. Kicillof está convencido de mantener a todos los municipios del Conurbano en la Fase 3. No retroceder pero tampoco avanzar. El crecimiento de los contagios y el nivel de ocupación del sistema sanitario lo obligan a quedarse donde está.

Rodríguez Larreta tiene la intención de incorporar deportes individuales, como el tenis, el golf, el remo, el automovilismo y el turf, y habilitar un puñado de comercios en Once, Retiro y Constitución. Darles una muestra a los porteños de su voluntad de flexibilizar. Lo que resta es encontrar el punto de equilibrio entre las dos posturas. Saldar las diferencias y llegar a un acuerdo.

Este jueves, los dos jefes de distrito volverán a verse las caras en Olivos junto al Presidente para comunicar el viernes la nueva etapa de las medidas para contener el coronavirus en una imagen que cerca de Alberto Fernández califican como necesaria y tranquilizante de cara a la ciudadanía.

“Uno ve trabajando a los tres juntos y se pregunta cuándo van a fundar un partido”, exageraba un funcionario nacional para echar por tierra las versiones de posibles rupturas.

Nadie apuesta a que eso suceda. Este miércoles hubo gestos de distensión entre el Gobierno y la Ciudad luego de que el Presidente y funcionarios nacionales y bonaerenses alertaran sobre la falta de camas para afiliados a PAMI en la Capital.

Horacio Rodríguez Larreta conoció el verdadero rostro de Alberto ...

“El trabajo que venimos realizando junto a Fernán Quirós es fundamental para controlar la pandemia y evitar el colapso del sistema de salud”, sostuvo el ministro de Salud nacional Ginés González García tras entregar 380 monitores y 100 bombas de infusión a su par porteño para garantizar la atención de las personas que residen en la Capital.

Tras su visita a la residencia presidencial del lunes, Larreta postergó definitivamente sus planes de las aperturas que imaginaba hace semanas para esta fecha, cuando ideó un plan de flexibilización de seis fases. Sin embargo, no se privará de anunciar nuevas habilitaciones, una constante en cada etapa, según remarcan sus colaboradores.

Esta vez será el turno de los deportes individuales, de los comercios del barrio de Once, streaming de artistas (teatros sin público) y de las profesiones que faltaban: arquitectos e ingenieros.

El ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán y la ministra de Gobierno Teresa García habían criticado que se habilitara el golf.