La utilización de la capacidad instalada en la industria en junio fue de 61,8 por ciento promedio, y mostró una retracción de 5.3 puntos porcentuales respecto del nivel alcanzado en el mismo período del año pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

 

El nivel de julio equivale a que poco más de tres de cada diez máquinas instaladas se mantuvieron inactivas en ese mes o que más del 30 por ciento de los equipos de producción en la industria permanecen ociosos.

La refinación de petróleo, con un 84,4 por ciento, fue la actividad que más utilizó su capacidad durante el mes pasado. La que menos la utilizó fue la industria automotriz, con un 45,5 por ciento. Los sectores que presentaron en julio un nivel superior al promedio general fueron productos del tabaco (83,1 por ciento), papel y cartón (81,6 por ciento), industrias metálicas básicas (75,9 por ciento), productos minerales no metálicos (72,3 por ciento) y productos textiles (65,5 por ciento).

Además del sector automotriz, se ubicaron por debajo del promedio la producción de caucho y plástico (65 por ciento), productos alimenticios y bebidas (63,9 por ciento) y metalmecánica (59,2 por ciento).