El Gobierno porteño comenzará hoy con los trabajos de demolición del puente de la avenida Juan B. Justo, por lo que la arteria de tránsito que une Palermo con Liniers, permanecerá cerrada hasta marzo.

Esta obra es por la construcción de un viaducto elevado para el tren San Martín, con estaciones flotantes y once pasos a nivel reconvertidos en cruces convencionales. Tendrá cinco kilómetros de extensión, desde la estación Pacifico hasta La Paternal, y la misma altura que hoy alcanza el puente.

Resultado de imagen para obra juan b justo

Con esta obra, desde el Ministerio de Transporte y la Ciudad de Buenos Aires, se espera eliminar la posibilidad de siniestros en pasos a nivel, la creación de nuevos espacios verdes, la disminución de la contaminación ambiental y menor consumo de energía por aumento en la fluidez del tránsito, la recuperación de una zona urbanísticamente deteriorada y la mejora del escurrimiento pluvial. Además, se eliminarán entre 15 a 20 minutos del tiempo de viaje de colectivos, autos particulares.

La demolición se hará por partes y sin el uso de explosivos. Más avanzada la obra, también será necesario cortar  el tránsito de la avenida Córdoba y de la avenida Niceto Vega en la intersección con la avenida Juan B. Justo.

Resultado de imagen para obra juan b justo

Mientras el puente permanezca cerrado, el desvío para  tránsito liviano se hará por Av. Juan B. Justo hacia Soler, El Salvador, Honduras o Cabrera, en el caso de quienes vayan al suroeste; y por Av. Juan B. Justo hacia Padilla, avenida Corrientes, Vera, o Loyola, para los que se dirijan al noreste.

En cuanto al tránsito pesado, el desvío se realizará por Av. Juan B. Justo, Cabrera, Fitz Roy, Loyola, para quienes vayan al sur; y por Av. Juan B. Justo, Godoy Cruz, Honduras, para los que vayan al norte. Además, las calles  Castillo a la altura de Humboldt, y Cabrera intersección con Godoy Cruz, cambiarán de sentido.