El presidente interino de Venezuela designado por el parlamento, Juan Guaidó, acusó al régimen chavista del mandatario Nicolás Maduro de efectuar “terrorismo de estado” con el propósito de acallar a la oposición. “Lo que hoy estamos viendo es terror, sembrar el terror, que es todo lo que le queda al régimen de Maduro”, dijo en una entrevista publicada hoy por el diario británico The Guardian.

Guaidó agregó que “lo que están haciendo ahora mismo es básicamente terrorismo de estado, porque están utilizando aparatos del Estado para extender el temor” y sostuvo que el régimen de Maduro está “en sus momentos finales” y “todo lo que le queda, lamentablemente, es la persecución”.

Por su parte, el diputado venezolano Juan Andrés Mejía, opositor al gobierno de Nicolás Maduro, dijo desde la clandestinidad que está tomando medidas de seguridad para evitar ser un «rehén de la dictadura», luego de que la Justicia, que lo acusa de rebelión, pidiera dejarlo sin inmunidad parlamentaria.

«Yo estoy en Venezuela, estoy tomando medidas de seguridad para evitar ser un nuevo rehén de la dictadura», dijo a la agencia de noticias EFE el legislador de 32 años que se niega a revelar su paradero por la posibilidad de ser encarcelado, como ocurrió esta semana con el primer vicepresidente del Parlamento, Édgar Zambrano, también acusado de rebelión, entre otros delitos.