En el inicio del paro de 72 horas que llevan adelante los docentes, los gremios denunciaron que el Gobierno provincial les envió notificaciones a los maestros para «disciplinarlos» y de esta manera buscar que la medida de fuerza no tenga el acatamiento esperado.

La titular de la Federación de Docentes Bonaerenses (FEB) Mirta Petrocini, explicó que el lunes, un día antes de que empezara el paro, la Provincia envió notificaciones a los docentes por llevar adelante «el derecho constitucional a huelga», con el objetivo de «disciplinarlos».

Tras asegurar que «no lo van a lograr», la gremialista indicó que «apuntan la energía para descalificarnos y anunciar los descuentos por los días no trabajados: son muy rápidos para sacar esas cuentas». En ese sentido, trascendió  que la Provincia descontaría alrededor de $950 por día de paro. «Esto ya es más que un conflicto salarial. Señora Gobernadora, escuche nuestros reclamos», dijo Petrocini.

En ese sentido, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, dijo que el reclamo excede lo salarial. «Son los papás los que están reclamando por el estado de las escuelas. Hay 900 escuelas sin clases; son alrededor de 500 mil chicos», aseguró. Y agregó: «Faltan un millón de cupos en comedores escolares, que no reciben ni desayuno ni merienda».

“Hay una situación muy compleja en la provincia con relación a la educación y la salud. Es posible que hagamos una concertación con los trabajadores de la salud y hagamos una gran marcha. Si no hay respuesta es muy probable que además de las movilizaciones haya más medidas de fuerzas”, aseguró el titular de Suteba.

Por su parte, Miguel Díaz, de Udocba, sostuvo: «De escuelas dignas pasamos a pedir escuelas seguras. Fíjense como estamos. En el Conurbano hay que arreglar casi todas las escuelas. Hay escuelas que no tienen condiciones ni para trabajar ni para estudiar «.