Un acampe que realizaban los trabajadores de Cresta Roja esta madrugada en la planta ubicada en Tristán Suárez, sobre la ruta 205, fue interrumpido por más de 1.000 efectivos de Gendarmería que reprimieron el reclamo con balas de goma, gases lacrimógenos y tanques hidrantes.

Cerca de las 5 de la mañana, un grupo de más de 1200 gendarmes desalojó salvajemente el acampe, con balas de goma, gases lacrimógenos y tanques hidrantes, según denunciaron los empleados.

«Hoy a las 5.30 de la madrugada se presentó Gendarmería y empezó a reprimir. No estábamos haciendo nada, me da mucha impotencia», señaló Juan Leiva, uno de los obreros reprimidos.

“Somos 300 operarios que estamos en la puerta de la planta manteniendo el bloqueo. A las 4 de la mañana llegaron muchísimos gendarmes y nos empezaron a correr. No estábamos cortando la ruta y nos empezaron a tirar con todo. Fue brutal”, relató Daniel Vega, trabajador y dirigente gremial de Cresta Roja.

Los operarios reclaman una solución a la gobernadora Vidal y al presidente Macri, quienes a poco de asumir encabezaron un acto en la empresa y la destacaron como un «símbolo de recuperación».

En concreto, exigen ser reincorporados, que se les pague lo adeudado y piden que se implemente un plan operativo para que la empresa se reactive.

Protesta de trabajadores de Cresta Roja por reincorporaciones. (Foto: Archivo/Alfredo Martinez)

En los últimos dos años, la avícola, que tenía más de 2.200 empleados en las localidades bonaerenses de Monte Grande y El Jagüel, fue cambiando de manos, con fuertes reducciones de personal. Ahora es Wade S.A., vinculada con Granja Tres Arroyos, quien se hizo cargo.

De acuerdo a lo que contaron los empleados, la nueva dirigencia de la organización oficializó un programa para reestructurar la planta de trabajadores. El acuerdo fue aprobado por el Ministerio de Trabajo y tres de los cuatro gremios con representación en la planta.

Según este plan, los nuevos accionistas buscan hacer funcionar la planta con 250 operarios durante el primer año, con la promesa de incorporar otros 250 en julio del año que viene. El resto de los 800 trabajadores quedarían desempleados.