Tras conocerse la decisión de la Corte Suprema de retrasar el juicio oral contra la ex presidenta Cristina Kirchner, el ministro de Justicia Germán Garavano criticó a ese organismo al sostener que «es un fallo muy inusual con un condimento político muy grande», al tiempo que la Oficina Anticorrupción pidió que el proceso de juzgamiento comience la semana que viene.

«La verdad que es un fallo muy inusual con un condimento político muy grande, preocupa. Esto lo que hace es impedir la realización de un juicio oral, que es el momento donde los fiscales acusan y las partes acusadas se defienden», dijo el funcionario en declaraciones formuladas esta mañana a radio Mitre.

Agregó que el hecho de que «la Corte tome una decisión así, que en principio parece impedir la realización de un juicio oral a una semana de ser realizado, es una decisión extraña, por lo menos».

«Entiendo que la Oficina Anticorrupción se ha presentado y le ha pedido al tribunal oral que realice igual el juicio», dijo, pero añadió que «pareciera que la Corte lo que no quiere es que se realice».

El ministro agregó que «tiene que cambiar» en la Argentina el momento de la revisión de los juicios. «La revisión de la Corte o de las Cámaras son después de hecho el juicio y dictada la sentencia, en ningún lugar del mundo se producen antes de la decisión de los casos, eso también es muy peculiar de nuestro sistema que ha servido para generar impunidad o demoras de entre 10 y 13 años», analizó.

Además, desmintió que la hija de la exmandataria Florencia Kirchner sea una «rehén de Mauricio Macri», tal como definió ayer Alberto Fernández en declaraciones a la prensa: «No, de ninguna manera. Ella está involucrada en una serie de causas, en una específicamente que involucra a la familia y lo que uno tiene que hacer frente a esas cosas es dar la explicación y es llamativo esta resistencia del kirchnerismo a dar explicaciones», señaló.

«Cuando se convocó al presidente por los Panamá Papers se presentó en la Justicia, dio explicaciones públicas. En este caso no explicaron qué pasaba con los hoteles, con los proveedores de la obra pública, de dónde salia la plata que estaban en las cajas de seguridad. Lo importante sería dar explicaciones en la Justicia», analizó.

El pedido de la Oficina Anticorrupción

La Oficina Anticorrupción realizó una presentación ante el Tribunal Oral Federal 2 para que no se demore el inicio del juicio oral contra Cristina Kirchner, previsto para el próximo 21 de mayo.

Según el organismo que conduce Laura Alonso, la decisión de la Corte Suprema «no es un obstáculo» para el inicio del proceso contra la ex presidenta, acusada por el redireccionamiento de la obra pública, junto al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y Lázaro Báez, entre otros ex funcionarios y empresarios.