Tras la muerte de un adolescente de 13 años en Chaco, víctima de la represión policial en medio de un intento de saqueo a locales comerciales y supermercados, los temores se trasladaron a la provincia de Buenos Aires y hubo fuertes operativos en Olavarría y Tres de febrero.

En Olavarría, se produjo un importante procedimiento a última hora del lunes en inmediaciones al barrio Alberdi, donde durante la tarde se evitó que unas 50 personas ingresaran a un supermercado chino. Durante gran parte de la jornada había circulado la versión sobre un intento de saqueo que iba a tener como objetivo ese comercio. Si bien los vecinos del lugar habrían dicho que en principio iban a pedir comestibles, la situación no demoró demasiado en salirse de su cauce.

Por estas horas, de acuerdo a lo que informó el diario local El Popular, continúan las averiguaciones para determinar cómo se originaron las movilizaciones y si las mismas contaron con agitadores puntuales.

En este contexto, y tras una tensa noche, el intendente Ezequiel Galli señaló que fue «orquestado para molestar», aunque admitió que la «gente la está pasando mal». Luego de la tensa noche que atravesó la ciudad, el jefe comunal consideró que la situación es «para estar ocupados más que preocupados. Estas cosas no se generan por redes sociales o mensajes de WhatsApp, sino que se dan de otra manera».

El intendente Ezequiel Galli señaló que fue «orquestado para molestar», aunque admitió que la «gente la está pasando mal».

«Lo de ayer está en plena investigación para ver de dónde surgen. Tengo la hipótesis que hay una mano negra y fue algo orquestado para molestar», dijo en diálogo con radio LU32, y expresó que «la Policía tuvo que actuar porque vamos a defender que los comerciantes puedan seguir trabajando».

En tanto, en Tres de Febrero, al menos 30 personas robaron un supermercado en Ciudadela, según consignó el sitio SM Noticias. De acuerdo con lo informado por testigos, los saqueadores sustrajeron elementos de electrónica y alimentos, y luego huyeron hacia el barrio Derqui.

Tanto la Policía Bonaerense y patrullas municipales lograron dispersar a los autores del saqueo, sin que se registren detenciones, y de acuerdo a las primeras versiones todo se habría orquestado por teléfono a través de Whatsapp.