Desde el 1° de mayo  los créditos UVA experimentarán un fuerte aumento de las tasas de interés que significará un aumento en las cuotas de cerca del 40%.

El Banco Nación, uno de los principales emisores del mercado, dispuso elevar las tasas de interés al 6,5% para quienes depositen el sueldo en la entidad o sean beneficiarios de un crédito Procrear, y al 8% para los clientes externos.

La suba, según calculan fuentes de la Secretaría de Vivienda, significará un aumento en las cuotas de cerca del 40%, por lo que un crédito de 1 millón de pesos, que tenía una cuota de $6000, ahora pasará a costar alrededor de $8400.

Los créditos UVA fueron presentados casi como un salvataje al sistema de préstamos hipotecarios y al mercado inmobiliario en general. Las altas exigencias de los bancos, la falta de estabilidad y capacidad de proyección a largo plazo y las elevadas cotizaciones de las propiedades tuvieron en jaque varios años al sistema.

Estos créditos, a diferencia de los sistemas tradicionales de cálculo de cuota mas intereses, se mueven básicamente al ritmo de la inflación y si tenemos en cuenta la «alegría» oficial por una supuesta tendencia a la baja de la suba generalizada de los precios, uno podría suponer que este tipo de operaciones con estos indices puede llegar a ser una oportunidad atractiva.

Sin embargo, el recálculo en las metas de inflacion y el constante tironeo entre el ministerio de Hacienda y el Banco Central hacen de este sistema un verdadero campo minado.

Una cuota mensual promedio
puede llegar a sufrir
un aumento del 40%

El presidente del Nación, Javier González Fraga, relativizó el impacto de la medida. «No es un aumento tan importante, porque el grueso del interés que se paga es la inflación», dijo, por el impacto de la indexación de la UVA sobre las cuotas y el capital adeudado.

Sin embargo, la suba podría dejar a muchas familias fuera del mercado hipotecario, porque el nivel de ingresos que se exige para calificar para una cuota más alta es proporcionalmente mayor. Como la cuota no puede exceder el 25% de los ingresos del grupo familiar, si la cuota pasa de $6000 a $8400, el sueldo requerido pasará de $24.000 a $33.600.

El cambio impactará en los beneficiarios del Procrear, que tienen los ingresos más bajos y con el cambio de tasa calificarán para un préstamo más chico, mientras que las propiedades están en dólares y aumentaron su valor en pesos como consecuencia del salto en el tipo de cambio.