La crisis migratoria que atraviesa Europa y Estados Unidos parece estar lejos de tener una solucion. Cientos de migrantes que siguen intentando llegar a las costas italianas y que, habiendo sido rescatados en el Mediterráneo por naves no italianas, son retenidos en el mar porque Italia ha decidido cerrar sus puertos, el presidente francés. En este contexto, Emmanuel Macron, fue recibido en audiencia privada por el papa Francisco en el Vaticano.

Fue un encuentro “extremadamente rico e intenso”, dijo el presidente francés en una rueda de prensa después de la audiencia vaticana. “La relación entre Francia y el Vaticano es muy especial y viva. Los desafíos contemporáneos tienen necesidad de una actitud en común, de diálogo, de un trabajo conjunto en muchas regiones del globo”, agregó Macron.

Macron afirmó que le dijo al Papa
que el “camino progresista” 
para
resolver la crisis de los migrantes
es crear una 
“verdadera política de
desarrollo para Africa”. 

Francisco le regaló el Medallón de San Martino que representa al santo regalando su manta a un pobre que en pleno invierno, no tiene abrigo. “Es una medalla realizada por un artista del siglo pasado y quiere subrayar la vocación de los gobernantes en ayuda de los pobres. Todos somos pobres”, dijo el Papa a Macron.

El tema migrantes, el más importante de los que viene debatiendo Europa en los últimos meses, volverá a ser eje de atención el próximo 28 y 29 de junio cuando se reúna en Bruselas el Consejo Europeo del que participarán los jefes de estado de todos los países de la Unión Europea.