El expresidente Fernando de la Rúa fue sido sometido ayer por la noche a una angioplastía coronaria en una clínica privada, tras haber sufrido un nuevo infarto.

El exmandatario nacional ingresó cerca de las 14:00 de este jueves al Instituto del Diagnóstico, ubicado en el barrio porteño de Recoleta, con un dolencia en el pecho.

De La Rúa ya había sufrido
otros dos infartos en mayo
de este año por el cual le
colocaron dos stents.

El equipo médico de Luis De la Fuente le practicó una angioplastia y el ex jefe de Estado ya se encuentra en «condición estable».

Según trascendidos, De la Rúa va a permanecer unos días internado en terapia intensiva para su observación, teniendo en cuenta que ya había sufrido un infarto en mayo pasado.

«Se le hizo una coronariografía, que es un estudio invasivo, y se le detectó una arteria tapada, por lo que el equipo de De la Fuente decidió practicarle una angioplastía y colocarle un stent«, precisó una fuente médica al portal Infobae.

Cabe recordar que en mayo, el ex presidente había sufrido otro infarto, por lo cual los médicos del Sanatorio Otamendi le colocaron dos stents. En esa oportunidad, el ex presidente había sentido una molestia en el pecho y decidió internarse para que le realizaran estudios y determinar a qué se debía el síntoma.