El diputado nacional Felipe Solá manifestó su deseo de ser candidato a presidente en 2019 por un espacio que exprese la unidad del peronismo, y dejó en claro su voluntad de «trabajar para ganarle a Macri».

En una entrevista con el periodista Diego Schurman para el portal Infobae, el ex gobernador bonaerense se distanció del líder de su espacio: «No sé qué hará Massa. Yo lo tengo decidido», dijo y agregó que «no quiero ir a una elección con dos peronismos. El que trabaja para que haya dos peronismos trabaja para Macri. Y yo quiero ganarle a Macri representando a un peronismo unido», sentenció.

Solá, que según refiere la publicación ya armó un equipo de trabajo y le pidió a una consultora que haga un relevamiento para tener un parámetro de dónde está parado, aseguró que «si sos más antikirchnerista que antimacrista no sirve. Es una locura esta idea de buscar el peronismo puro. Yo quiero a todos los que quieren ganarle a Macri porque es a Macri a quién hay que ganarle. Y aunque hace años que no hablo con Cristina necesitamos también de los votos kirchneristas para ganarle a Macri», concluyó.

Así, ya es el tercer dirigente peronista que expresó sus deseos de candidatearse a presidente de la Nación. Anteriormente, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el diputado nacional Agustín Rossi ya dijeron que quieren sumarse a la carrera por el 2019, a la que se sumaría el propio Massa, aunque aún no lo hizo explícito.

Solá fue electo vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, en 1999, en la fórmula que encabezaba el exvicepresidente de Menem, Carlos Ruckauf. Pero la deserción de Ruckauf en medio de la peor crisis en la historia del país lo ubicó, a principios de 2002, como gobernador, mientras Duhalde era designado presidente.

En ese período, tuvo que enfrentar una virtual cesación de pagos de la Provincia y hasta tuvo que emitir Patacones para mantener en funcionamiento el Gobierno provincial. En 2003 Solá buscó -y obtuvo- la reelección como gobernador en Buenos Aires.