Las farmacias de la provincia de Buenos Aires suspendieron el crédito de algunos remedios a los afiliados a PAMI, por un retraso en los pagos, tales como tiras, insulinas, ni medicamentos por Resolución 337. Pero aclararon que la atención a los pacientes va a continuar.

Así lo comunicó el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia mediante un comunicado. “Resulta imposible seguir sosteniendo la prestación al PAMI con los descuentos que publicita la obra social a costa de los farmacéuticos”, escribieron. Y detallaron que el problema es que PAMI “no quiere revisar el convenio firmado a principios de 2018, en condiciones económicas completamente diferentes”.

El último acuerdo fue firmado a principios de año con una estimación de inflación del 15% y un dólar a $20, mientras que los números actuales son más del doble.

En dicho convenio se estableció un precio diferencial para los medicamentos dispensados para PAMI donde en algunos casos el valor abonado por PAMI es menor al precio que la farmacia paga a la droguería.

Los profesionales sostienen que el convenio actual se mantuvo gracias al gran esfuerzo que se vinieron haciendo hasta ahora y quieren que el nuevo acuerdo les permita poder mantener la prestación, la economía y fuentes laborales de sus empleados.