Luego que la Gobernadora María Eugenia Vidal adelantara que convocará a los representantes de los estatales que ya firmaron el convenio salarial 2018 para «reajustar» los porcentuales por inflación, los gremios estatales dialoguistas piden apurar el encuentro para lograr anticipar a la inflación.

La mayoría de los gremios estatales, UPCN y Fegeppba, cerraron un acuerdo por el 15% en tres cuotas sin cláusula gatillo de actualización automática por inflación, pero sí un acuerdo para que la paritaria se revisara en octubre en caso de que para entonces el costo de vida fuera superior al porcentual acordado. Los estatales cobraron un 7% en enero y otro 4% en mayo. Es decir, ya están 0,6% por debajo de la inflación.

El empuje del índice de precios, luego de la suba del dólar y por la crisis en distintos sectores, puede tener una escalada para las estadísticas de junio y alcanzar el 3%.

Resultado de imagen para estatales bonaerenses

Este escenario hace que los gremios busquen una alternativa para que las bases no vuelquen su malestar hacia la representación gremial. Es que en el ámbito estatal, el ala combativa no acordó pauta salarial y se despega del acuerdo de UPCN, lo que torna la balanza para determinar la «advertencia» que realizaron desde ATE.

El otro agravante se dará para el sueldo de este mes. Es que cuando los estatales cobren, quedarán casi 4 puntos por debajo de la inflación, ya que la tercera cuota del aumento acordado recién se abonará en septiembre, aunque paliado por el pago del aguinaldo, que reemplazará los huecos que deje el desfasaje salarial.