Lugo del último adiós a Sheila Ayala realizado ayer en San Miguel, comenzó la primera etapa de declaraciones, a 48 horas de que se hallara el cuerpo de la menor y que los efectivos policiales detuvieran a los presuntos acusados.

Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años y tío de Sheila, fue trasladado ante el fiscal Gustavo Carracedo de la Unidad Funcional de Instrucción N°20 descentralizada de Malvinas Argentinas, pero se negó a declarar.

La tía de Sheila apuntó contra su marido,
quien se negó a declarar, 
y afirmó que, al
momento del hecho, ella había salido 
de
la casa con sus hijos. 

Luego, el letrado se dirigió al Hospital de Malvinas Argentinas, donde se encontraba Leonela Ayala, de 25 años, quien permanece internada luego que este viernes diera a luz a su hijo. Antes de las 20, el mismo se retiró sin dar declaraciones al respecto y luego trascendió que la tía negó su participación en el crimen de Sheila.

Ayala sostuvo que no se encontraba en su casa el día del asesinato de Sheila y apuntó a su marido ya que sostuvo que ella salió con sus hijos y la única persona que quedó allí fue González Rojas. Ayala, más allá de su declaración seguirá detenida y además conoció que la justicia le quitó la tenencia de sus hijos, incluido el recién nacido.

Según la acusación fiscal, González Rojas quedó formalmente acusado como coautor del delito de «homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de un femicidio», mientras que Ayala, que es hermana del padre de la víctima, está acusada por el delito de «homicidio agravado por alevosía» en calidad de coautora.